Blogia

Lo que no sabes...

La Cifra VII

La Cifra VII

>$48,223
Millones de pesos, lo que gastó el Gobierno mexicano en compra de armas en 2008, según el reporte del Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI, por sus siglas en inglés.)

www.sipri.org

El dinero de la Monarquía

> Que la Monarquía es costosa es sabido.
Pero, ¿qué tan costosa es la Casa Real Europea?
Cuando en México nos referimos al elevado costo de algo, no en balde decimos "Salió en las Joyas de la Corona". Porque sí, hablar de lo que gastan los reyes, reinas, príncipes, principitos y achichincles que les acompañan no sale barato.
Porque seamos claros: los lujos y comodidad del Rey -así como sus excesos- alguien los tiene que financiar, y qué mejor que una población dispuesta a donar, de buen corazón, sus impuestos para la manutención de los principados.
Y como en todo, los hay muy gastalones y los hay austeros. Como en la viña del Señor. Pero hay de viñas a viñas. No es lo mismo la viña británica que la viña luxemburguesa.
Como los perros: hay de razas a razas.
Hacer cálculos de los gastos de la realeza parecía labor poco productiva y de utilidad en éstos tiempos en que estamos viendo en qué no gastar, por aquello de que en junio de este año vendría lo peor de la crisis económica. Pero siempre hay una alma caritativa, científica, que con ábaco en mano se puso a sumar y restar los dineros gastados de las realezas.
Y vamos, que no son 5 pesos lo que gastan. A continuación, un listado de las casas reales que más gastan. Para mero asunto informativo. No para que voltees a tu bolsillo y veas que hoy estás quebrado, y que posiblemente mañana estarás peor. Ni modo, las desventajas de no pertener a la realeza.

1.- En primerísimo lugar, faltaba menos, la casa real Británica. Si de por sí la realeza inglesa ya no es muy bien vista por sus paisanos, después de que en varios medios europeos salió a la luz el dineral que se gasta, seguramente más de uno maldijo a la madre de la madre de la Reina Madre. La familia real británica recibe anualmente 70 millones de dólares, provenientes por supuesto de los impuestos de los ingleses. Todo tiene un pro. Por ejemplo, todos los miembros de la familia real inglesa, cuando salen de viaje, vuelan en primera clase de British Airways totalmente gratis. Y también se dan sus gustitos, como por ejemplo el Príncipe Guillermo, gastó más de 1,250 euros en alcohol para una fiesta que tendría con amigos suyos, esto en el 2007.

2.- Holanda, con su austero presupuesto de 60 millones de dólares, se las tiene que arreglar para pagar al personal y mantener muy cuca la casa. Seguramente tendrán que hacer una rifa o una tanda, porque la reina Beatriz de Holanda anda muy apurada, porque según documentó la revista Forbes, perdió 100 millones de dólares con la estafa del banquero e inversionista Bernard Madoff (¡Maldito!).

3.- La casa real de Noruega, con todo y su finísimo salmón, saca tajada de 42 millones de dólares anuales. Ahora entiendo porqué el salmón noruego es tan caro.

4.- Bélgica le cuesta al erario 20 millones de dólares anuales.

5.- Dinamarca y Suecia, tienen un presupuesto de 18 millones de dólares cada una. ¡Quién los viera!

6.- España, con todo y sus infantas, sale en unos 14 millones de dólares. Vamos, que así baratos baratos no son. Quienes también viajan gratis en primera clase por Iberia.

7.- Luxemburgo recibe del gobierno poco más de 11 millones de dólares. Es, por lo tanto, la más barata. 

8.- La familia real de Mónaco es muy reservada en sus finanzas. Se especula mucho al respecto. Algunos cálculos parten de las fortunas personales de sus miembros, como el Príncipe Alberto II que heredó de su padre una de las más grandes fortunas del mundo y los Grimaldi tienen bajo siete llaves, protegida por perros rabiosos y un dragón con la cara de Mickey Mouse tal información. Lo que sí es que de nueva cuenta Forbes pone a todos en su lugar: 1,400 millones de dólares, fue el cálculo que hizo la revista de la fortuna de los Grimaldi, aunque se estima que con la crisis económica han perdido, pobrecitos, unos 400 millones de billetes verdes. Pero independientemente de eso, nadie, nadie, nadie sabe cuánto gastan los de Mónaco.

-----

Tal vez te interese de este blog:

Mirada Indiferente (números y más números del cine porno)

Harry Potter o cómo amasar fortuna

Con poner cara de gatito no basta I y II (los fraudes más grandes de la historia)

Hagamos millonario a un hombre

Explota esa memoria

> Aparentemente es una persona normal.
Lleva una vida cotidiana, rodeado de su familia.
Pero lo que hace al británico Ben Pridmore una persona especial, es una facultad que ha desarrollado por años. Prácticamente durante toda su vida.
Imagina memorizar una serie de mil dígitos, y acertar a la perfección en orden y forma a un porcentaje muy por encima de la media.
O incluso, darle una mirada a un paquete de cartas, y ordenar, de memoria, las cartas de otro mazo.
Así es. Ben tiene una súper memoria.
De hecho, actualmente tiene el récord del 2004 y 2008 del Word Memory Championship, reconocimiento que se entrega a nivel mundial a las personas que reducen tiempos en diversas pruebas que miden la capacidad de recordar el orden o numeración de objetos varios.
Curiosamente, Ben no se considera a sí mismo un genio. Sino, simplemente, una persona que ha desarrollado su cerebro. A lo mucho, reconoce que en su juventud era bueno para las matemáticas, y que nunca se cansó de jugar ajedrez o cartas con su "misma banda de amigos geeks".
También, reconoce que su modelo a seguir en la materia de super memorizadores, es el también sorprendente Dominic O´Brien, ganador en ocho ocasiones del Campeonato Mundial de Memorización. Aunque en recientes años ha admirado a Andi Bell.
Ben utiliza cada minuto de su día para practicar, antes de ir a un campeonato mundial. Afortunadamente, tiene que recorrer un trayecto de uno 35 minutos de su trabajo a su casa, tiempo que invierte en practicar sus juegos mentales. Y obviamente, si el camino presenta avance lento o tráfico, son minutos que aprovecha.
Su memoria es un cajón de imágenes, números y letras. Su método de memorización es, viéndolo objetivamente, sencillo: las letras, los números o las cartas las memoriza en series de palabras o las relaciona con objetos. De ahí que haya obtenido el primer lugar al recordar el orden de un mazo de 52 cartas en 24.97 segundos, el 17 de diciembre de 2009.
¿Sencillo? Si se practica se puede dominar a la perfección el método. Un caso sencillo al que recurrimos a diario: recordamos los nombres de un centenar de personas, más por la relación que hacemos a su rostro o complexión. Extrapolemos esa situación un poco más: imagina que antes de entrar a un auditorio te paras en la puerta de entrada y saludas a todos los que ingresan al lugar. Después, vas al frente, tomas un micrófono y pides que según vayas mencionando los nombres se pongan de pie. Al final, recordaste exitosamente unos 80 nombres.
Ben Pridmore, seguramente, invierte todos sus días y horas a practicar.
Sorpresa: La verdad no entrena mucho. Pueden pasar hasta dos meses, posteriores a un campeonato mundial, sin practicar la memoria. Incluso, estando muy motivado, no llega a niveles de entrenamientos "obsesivos", como los califica, que registró en 2003 y 2004 antes de que ganara WMC por primera vez. Es decir, entrena cuando se siente de humor. Y a veces ni así.


Pero, ¿esta capacidad es exclusiva de los humanos?

Sorprendentemente... No.
Investigaciones realizadas por la Universidad de Kyoto por el investigador Tetsuro Matsuzawa, encontró que los chimpancés tienen mejor (¡mucha mejor!) memoria que los humanos. El experimento consistió, primero, en enseñarles a contar del 1 al 9. Posteriormente, se les mostraba al grupo de chimpancés todos esos números, colocados aleatoriamente en un monitor. Segundos después, los números eran ocultados por pequeños cuadros. Los primates tenían que borrar los cuadros -tocando la pantalla- siguiendo el orden numérico. Todos lo hicieron a la perfección sin equivocarse una vez.
Para darle validez científica al experimento, se aplicó a estudiantes universitarios. Lo que no nos dicen es si esos humanos ya sabían contar del 1 al 9, pero bueno, obviemos el dato. Los resultados fueron desastrosos. Se equivocaron la mayoría de las veces. Incluso en secuencias de tres números erraban los jóvenes. La conclusión: la memoria visual de los chimpancés es infinitamente superior a la nuestra.
Después Ben Pridmore se sometió al mismo experimento. Mientras que los chimpancés alcanzaron un 90% de aciertos, Ben no superó el 33%, según publicó el Daily Mail, en el 2008.
Mientras tanto, Ben Pridmore cuenta con los siguientes récords.

Primer Lugar
Mind Sports Olympiad (MSO) Memory Championship 2003.
Memory World Cup 2004
World Memory Championship 2004
Speed Cards Challenge 2006
UK Open Memory Championship 2007
Derby Memory Championship 2008
French Open Memory Championship 2008
UK Open Memory Championship 2008
World Memory Championship 2008
German Open Memory Championship 2009
UK Open Memory Championship 2009
Welsh Open Memory Championship 2009
World Memory Championship 2009

El gran reto para Ben es conservar y superar sus récords en este 2010, donde el World Championship será en China.

¿Y Estados Unidos?

En todo este texto no he mencionado a Estados Unidos. Sencillo, porque nunca ha tenido a un representante en la competencia mundial.
Hasta este año 2010, la unión americana tendrá un representante. Un oficial veterano de 36 años: Ronnie White, de Texas. Su récord está muy lejos de del Ben: en menos de minuto y medio recordó el orden de unas cartas, obteniendo con ello, por segundo año consecutivo, el triunfo de las olimpiadas norteamericanas de la memoria.

Memoria y matemáticas

La Memoriad -World Mental Calculation, memory and photographic Reading Olympiad- consta de 9 pruebas diferentes. 


1.- Speed cards.- Reordenar un mazo de cartas.
2.- Nombres y caras.- recordar tanto como sea posible los nombres y apellidos de 110 fotos de personas.
3.- Maratón de Números.- recordar los números -del 0 al 9- de 125 líneas de 40 dígitos cada una a la perfección.
4.- Dígitos binarios.- recordar números binarios, de 175 líneas de 30 dígitos cada una a la perfección.
5.- Sumas mentales.-Diez sumas mentales de diez cifras de 10 dígitos cada una.
6.- Multiplicaciones mentales.- Diez multiplicaciones mentales.
7.- Raíces cuadradas mentales.- Obtener la raíz cuadrada de diez diferentes cifras de seis dígitos.
8.- Datos de calendario memorizados.- Calcular mentalmente el día y la semana del Calendario Gregoriano, datos aleatorios seleccionados de entre el año 1600 y 2099.
9.- Rápida lectura de fotos.- Se determina la velocidad de lectura de un texto desconocido o inédito, ya sea un poema o un libro corto que elija el comité organizador.

Y tú, ¿cómo andas de la memoria?

--> Tal vez te interese:

Página web de Memoriad www.memoriad.com

Para ver las categorías, las reglas y los registros de las pruebas de la Memoriad, visita http://www.memoriad.com/categories.asp

Página web de Mind Sports Olympiad http://www.boardability.com 

La próxima competencia será en Cambridge, el 1 y 2 de mayo. Página oficial www.msocambridge.org.uk

El caso del experimento de los chimpancés, lo tomé de Natura Blog, de la página web de el periódico El Mundo. "La memoria del chimpancé".

El artículo completo de la competencia entre el chimpancé y Ben Pridmore, lo puedes leer en "I´m the champion! Ape trounces the best of the human world in memory competition".

Kindereando

Kindereando

> Ya en este mismo espacio te he contado episodios lúdico-infantiles de mi vida.
Como aquel donde en plena aventura de policías y ladrones -encarnando yo a un malévolo ladrón- no tuve empacho en despojar hasta del chicle al inocente y valiente policía, estelarizado por Lester.
O aquella otra aventura donde teniendo como cómplice la semioscuridad de un taller mecánico sustraje con frialdad un pequeño, mutilado y despreciado caballito de plástico.
Y claro, no olvidar mis prácticas preolímpicas, usando las escaleras de la casa para jugar -yo metido en una caja de cartón- lo que debería de llamarse Bobsleigh casero.
En fin, que por anécdotas, ya lo sabes, no ha quedado.
Pero hay una pequeña anécdota que no sé porqué no la he sacado.
Total. Ya acá dejé ver mis filias y fobias, así que porqué no abrir el baúl un poco más.
Era yo un pequeño Citizen. Cursaba el kinder. Y aunque a estas alturas no le encuentro la utilidad real al kinder, es un capítulo en la vida de casi todos que se debe de cumplir.
El pequeño Citizen tomó el kinder como una pre-escuela de relaciones públicas. Sí. Así es. Yo iba a divertirme y pasarla fenomenal. Hacía mis deberes con dedicación. Usaba loncheras de metal, donde llevaba mi sándwich y un pequeño termo con chocolate.
Mi kinder era uno realmente grande. No como esos de la actualidad, que con acondicionar un garaje o patio trasero ya es suficiente. Este sí que era un kinder. Una zona techada servía para un salón -muy pequeño eso sí-, otra área para jugar o reunir a los nenes, para los baños, las oficinas -que en aquel entonces eran dos oficinas- y una bodega que siempre me dio la impresión de que era más grande que el propio kinder.
De esa bodega, también, tengo el recuerdo muy fresco de la ocasión en que sacaron a una rata enorme. La rata, por fortuna muerta -seguramente de asfixia-, estaba en el fondo de una bolsa transparente que contenía mucha basura.
Ese kinder también cuenta -porque todavía existe- con un gran jardín, donde en aquel entonces había juegos. Ya sabes: columpios, estructuras metálicas para jugar como si fuéramos osos pandas y una pequeña alberca que siempre estaba vacía y con hojas secas. Tiempo después en la zona donde estaba la alberca construyeron un salón más. En la zona techada también había una alberca de hule espuma, que nadie se metía y me temo que era porque el hule espuma brillaba de mugre. Esos trozos de hule espuma eran una alegoría a la fodonguez. Podría pensar que en esa alberca y en esos trozos de hule espuma se estaba fraguando lo que ahora conocemos como AH1N1.
El terreno del kinder es amplio porque entre otras cosas le dan uso de salón de fiestas. Y lo mejor era que el kinder se encuentra contraesquina de mi casa. Así que iba y venía en menos de... de... de poco tiempo.

El mueblario era azul. También algunos detalles de la arquitectura. Era un lugar para que La Jornada o Proceso dijeran que era un centro de adoctrinamiento del Yunque o el PAN. Pero aquello era solamente un kinder. 


Recuerdo que el salón que se encontraba en la zona techada era utilizado para las clases de manualidades. Esas sesiones donde te ponen cualquier cantidad de líquidos viscosos, coloridos y de aroma narcotizante, pero que no puedes tocarlos con las manos. En este kinder las maestras eran cálidas, jóvenes y de buen trato. Una de las manualidades que más recuerdo fue una donde cada uno se pintó la palma de la mano en color azul, y luego la imprimimos en una hoja de papel revolución, cuando el papel revolución era realmente espantoso (y barato). Todavía recuerdo las cosquillas del pincel de cerdas duras y negras pasando sobre mi palma de la mano.
El mueblario de ese salón era en su mayoría azul. Las mesas pequeñas, las sillas, algunos detalles de la estructura estaban pintados de azul. ¡Qué bueno que los de La Jornada o Proceso no lo conocieron, sino hubieran dicho que era el kinder del PAN o del fantasioso Yunque!
Y ahí estábamos todos. Sentaditos, recibiendo algunas instrucciones para la manualidad del día (Adoctrinamiento, dirían en La Jornada).
De repente, el pequeño Citizen voltea y ve a su maestra agachada ayudando en la labor a otro niño, no tan inteligente como Citizencito.
Pasaron miles de ideas por la mente de Citizencito. Tal vez terminar la manualidad. Embarrarme manos y cara de la pintura azul y gritar, con el ceño fruncido, "Arriba el Yunque jijos de su...". O seguir sentado.
Opté por lo último: seguir sentado. Pero la escena de la maestra detrás de mí me genera inquietud. Sentía que debía de hacer algo, y no precisamente esperar sus instrucciones.
Así que después de unos minutos, evaluando la situación, midiendo las distancias, buscando la salida más próxima y esperando que un comando me rescatara ejecuté ese pensamiento que daba vueltas en la mente de Citizencito.
Sentado en mi silla (azul, recuerda), me giré un poco para tener en mi rango de visión a la maestra.
Quedaba algo lejos de mí, así que esperé pacientemente a que se acercara al siguiente niño para que la distancia se redujera.
Y todo pasó como lo estaba planeando en mi mente. Se acercó un poco más, y en eso levanté mi pequeña mano. Tomé vuelo... y en el salón rebotó el sonido.
"¡Clap!"
Los niños voltearon a verme como si el Padre Maciel se hubiera aparecido.
La maestra, con agilidad nunca antes vista, se enderezó.
El silencio llegó al salón y los demás niños abrieron, azorados, los ojos.
La maestra volteó a verme con una sonrisa en los labios y lo único que dijo fue: "Pero Citizen, ¿porqué lo hiciste?". Y el Citizencito, canalla desde pequeño, se limitó a decir (bien adoctrinado): "Porque se me ocurrió".
En ese momento no pasó nada. Tal vez la maestra se había sentido cómoda. A lo mejor ella esperaba que repitiera la acción. Lo cierto es que desde ese día la maestra fue más prudente.
Porque claro, no quería que el pequeño Citizen -o alguno de sus secuaces- le propinara otra sonora, bien acomodada y pudorosa nalgada en su turgente y firme trasero.
Y no hubo regaño. Ni gritos.
Al cabo de los años creo que por eso tengo tan gratos recuerdos de mi kinder: podía nalguear a la mestra sin que eso causara horas de terapia con el sicólogo. A lo mucho, lo que pasó fue que salió un blogger de manos hábiles.

 

Foto: Citizen de niño, seguramente fraguando otra travesura.

Personas Invisibles II

Personas Invisibles II

> La historia no termina con el hallazgo o la investigación de la persona desaparecida.
En el transcurso, se teje una historia, se crea una apariencia.
Un juego de locos, en el que se necesita un emisor, y una sociedad sedienta de morbo y dolor para subirse en la ola y hacer eco de ese desgarrador llamado.
Llegan las lágrimas, los balbuceos, los rostros inyectados de sangre. La furia. La exigencia de justicia.
La gran mayoría de las historias tienen cierto común denominador: las mamás son las que aparecen a cuadro.
Imploran a la ley divina, que cubra a los humanos y en un arranque de examen de conciencia entreguen a la víctima.
Se agregan detalles y la historia sube de morbo. Se dan pistas de los responsables. Comienza la lista de medias verdades o mentiras completas.
Pero el cabo del tiempo, de los días, la misma soga que tejieron, las comienza a aprisionar.
Las dudas de los medios y de la policía termina por hacer que se abra una gran puerta en el piso, para que las responsables caigan en un túnel oscuro. Reconocer que ellas mismas, las mamás o los papás, fueron quienes mataron al hijo o hija.
Y dan detalles. Cuentan los pormenores, sin censura, de cómo ataron al nene. Lo ahorcaron. Lo golpearon. Le abusaron sexualmente.
Y llega la ley de la tierra. Las penas de muerte. Las condenas.
Y queda en la sociedad ese sentimiento de haber sido engañana. Utilizada. No se culpan entre ellos. Los medios levantan sus cámaras, sus micrófonos, apagan sus grabadoras y se van para encontrar más morbo y dolor ajeno.
A continuación, una segunda parte de las Personas Invisibles, que se gestó sin haber sido pensado. Hurgando en los archivos forenses, tres historias que estuvieron en horario triple A de los medios, y que al final se estuvo tratando con el monstruo mismo. Personas Invisibles II.

Susan Smith: La mujer del Lago

 

Susan Smith 
Susan Smith

 

Susan Smith era una mujer de familia conservadora, originaria de Carolina del Sur. De oficio secretaria, contrajo matrimonio con David, con quien tuvo dos hijos. Maltratada física, emocional y sexualmente, Susan nunca fue feliz. Pero repentinamente, una mañana de noviembre de 1994 acaparó la atención de los medios norteamericanos porque denunció la desaparición de sus dos hijos: Michel de tres años, y Alex de 14 meses de edad.
Y contó los detalles de SU historia: que conduciendo su auto Mazda, un hombre negro la detuvo a punta de pistola, le pidió que bajara del auto, y huyó con sus dos pequeños hijos en el asiento trasero.
Pedía misericorida. Hacía llamados a la sociedad norteamericana para que informaran del hombre negro o de sus hijos. Parte de la campaña mediático-social, consisitó en que las personas que estuvieran solidarizadas con Susan portaran un pequeño listón amarillo.
Podría pensarse que Susan era desadortunada. Tenía buenas calificaciones, y fue reina de Belleza de Carolina del Sur. Pero odiaba vivir en un pueblo pequeño. Constantemente decía su deseo de irse de ese "maldito pueblo".
Hasta el Presidente Bill Clinton brindaba apoyo a su causa. Por diez días, Susan aparecío en las televisión, llorosa, con la mirada baja y una mueca de dolor. La televisión transmitía constantemente videos de Susan y sus hijos jugando y riendo.
Su relación con David iba de mal en peor. Susan comenzó a relacionarse con un millonario local, de nombre Tom Findlay. Los deseos de Susan de salir de ese "maldito pueblo" estaban por hacerse realidad. Susan y Tom comenzaron a salir. Intercambiaron cartas. Se dejaban ver, sin pudor alguno, en el pueblo. Hasta que un día Tom le dijo unas palabras que se convertirían en realidad: quería hacer vida con ella, casarse y ser felices. Pero... ¡no toleraba a sus dos pequeños!
Fue cuando Susan hizo lo que diez días después fue noticia. Una noche, subió a sus dos hijos al auto Mazda Protegé borgoña. Les puso el cinturón de seguridad, y condujó hasta las orillas del lago John D. Long. Bajó del coche. Quitó el freno de mano, y dejó caer el auto a las profundas, frías y lodosas aguas del lago. Al reconocer el asesinato de sus hijos, la policía buscó el auto en las aguas del lago y al encontrarlo toda sospecha se confirmó: los niños ahogados, en el asiento trasero.
Durante el proceso que se le siguió, en el verano del 1995 Susan se declaró "No culpable" del asesinato de los niños. Su abogado argumentó que el momento de llevar al auto al lago no se encontraba mentalmente sana. Para ello se tejió la historia de abusos e incontables intentos de suicidio de la mujer. No obstante, Susan fue encontrada culpable de asesinato y condenada a cadena perpetua sin posibilidades de salir bajo palabra por 30 años. Actualmente cumple su condena. En 2003 dos custodios de la Institución Correccional Leath fueron suspendidos, debido a que mantenían relaciones sexuales con la mujer.

Elvira Luz Cruz: la muerte como salvación de la pobreza

Elvira Luz Cruz 
Elvira Luz Cruz 

Elvira Luz Cruz, sumida en la pobreza, tomó en 1978 una determinación extrema. Sin ingresos monetarios, abandonada por su amante, alejada del apoyo social y comunitario, mató a sus cuatro hijos, para después intentar quitarse la vida.
Los vecinos, esos entes entre solidarios y ejecutores, al escuchar sus gritos de dolor, la entregaron a las autoridades.
La vida de Elvira nunca había sido fácil. Su entorno familiar era una historia más de violencia doméstica. Su vida sentimental, inestable, le había dejado cuatro hijos de distintas parejas.
Al ser juzgada, la sentenciaron a 28 años de prisión. En 1993 salió de la cárcel y se volvió a casar, según algunas vagas informaciones. Su historia inspiró la película mexicana "Los motivos de Luz", del director Felipe Cazals.
Su confesión fue clara: "Los maté porque no tenía qué darles de comer. Estoy arrepentida". Un par de años después cambió la versión de los hechos. Dijo que se había emborrachado y que no recordaba nada. Versión que pocos creyeron.

Diana Lumbrera: latina de fuego y muerte

Diana Lumbrera 
Diana Lumbrera 

Diana Lumbrera, originaria de Texas, tuvo una vida demasiado compleja.
A los 17 años de edad contrajo matrimonio con Lionel Garza, cuya relación fue tormentosa.
Aún así tuvieron tres hijos.
La historia de Diana Lumbrera no sería distinta sino fuera porque en en un lapso de 14 años mató a seis infantes, entre hijos de ella y parientes cercanos.
El promedio de edad de los infantes no pasaba de los 5 años. Diana tenía cierta fascinación con la muerte de los niños. La gran mayoría de ellos murieron por asfixia. Los médicos en todo momento argumentaron que la muerte fue por causas naturales. Diana culpaba de los "accidentes" a su suegra, con quienes se estuvieron criando los niños. En 1991 las autoridades pudieron establacer que Diana estaba matando a sus propios hijos, dejando de lado, pues, las causas naturales.
Sus víctimas fueron:
Primero fue el turno de Joanna, de tres años de edad. En 1976 Diana llevó el cuerpo sin vida de la menor al hospital.
En febrero de 1978, José Lionel, de dos meses de edad, ingresó al hospital. ¿La causa? "Convulsiones". El pequeño recibió cuidados intensivos, pero el bebé murió a los tres días. Declaraciones de una enfermera señalaron que vio salir a Diana de la habitación del niño momentos antes de su muerte. Pero no se pudo establecer la relación con la muerte del menor.
Melissa, nacida en 1975, cuando la pareja festejaba su primer aniversario de bodas. En 1978, a los tres años de edad, Melisa fue llevada al hospital de Bovina, en Texas. Ingresó por la sala de urgencias. Diana dijo que se había "convulsionado". Los médicos confirmaron la muerte por asfixia, pero no hubo necropsia de por medio.
Después de cinco años de relación, Diana y Lionel se separaron.
Su propia sobrina Erica, de seis semanas, también murió en sus manos en octubre de 1980, luego de que Diana saliera a pasear con la niña. "La bebé dejó de respirar", declaró Diana en el hospital.
Melinda Ann Garza, de dos años de edad, murió en 1982. El reporte médico apuntó la causa de la muerte: "Paro cardíaco por enfermedad cardiaca congénita".
Luego, en 1984, el niño Christopher Daniel Lumbrera, de 5 meses y medio, murió según el parte médico por "septicemia" (una grave enfermedad de la sangre).
No fue sino hasta 1990, que Diana llegó al hospital con su hijo de cuatro años, José Antonio. En esa ocasión una enfermera dio la alerta. El reporte médico señaló: "asfixia debido a sofocación".
Tras una investigación, Diana fue culpada de la muerte de sus hijos Melissa y José Lionel, además de su sobrina Erica. Los cargos por la muerte de los otros infantes no pudieron ser acreditados, por falta de pruebas. Actualmente, Diana está cumpliendo tres cadenas perpetuas, en la prisión de Kansas.
Una reportaje publicado en Los Angeles Times en 1991, trata de aclarar y exculpar a Diana. Con diversos testimonios, se pretendía esclarecer el porqué de la muerte por asfixia de sus víctimas, y con ello marcar cierta inocencia en Diana.
Para leer el reportaje de Los Angeles Times pica aquí

Waneta Hoyt: la placentera condolencia

 

Waneta Hoyt 
Waneta Hoyt (1946-1998)

Primero fue un niño, de pocos meses de edad. Waneta dijo que habría muerto por el síndrome de la súbita muerte infantil.
Pero después de ese niño, vino otro. De la misma causa. Y otro más. La lista sumó cinco de sus seis hijos. Las muertes se registraron entre 1965 y 1967.
Luego de las presiones de la policía, Waneta reconoció la autoría de las cinco muertes de sus hijos. Cuando le preguntaron el porqué, su respuesta rayó en lo cínico: Por la primera muerte de su hijo recibió tantas condolencias y apoyo, que se quiso sentir de nueva cuenta querida. El quinto niño murió cuando Waneta tenía 47 años de edad.
Waneta tenía fama de buena persona en la comunidad de Oswego, Nueva York. La calificaban de buena mujer. Buena madre. Buena vecina. Y fervorosa creyente: acudía con regularidad a la iglesia. Incluso, adoptó a un niño.
Nadie entendía los motivos de Waneta. En la web existen algunos foros que tratan de exculpar a Waneta, justificando el Síndrome de la Súbita Muerte Infantil en los niños, y que es prácticamente imposible determinar una muerte intencional de este mal.
En 1996 fue sentenciada a 75 años de prisión. Murió en 1998.

 

---> Tal vez te interese de este mismo Blog: Personas Invisibles I

+  +  +

 

Imagen: Saturno devorando a su hijo, de Francisco Goya (1746-1828)

Personas Invisibles

> Todos han tenido una vida normal.
Rutinaria.
Conviven en familia, salen a pasear.
Pero repentinamente, un día, en el ir y venir de la rutina, nadie sabe nada de ellos.
Desaparecen.
La desaparición inexplicable de niños es un tema que acapara la atención de todos.
Las sospechas, las dudas, las preguntas, los señalamientos.
Algunos casos, como los que presento en este post, tienen finales trágicos: la muerte del infante en condiciones, todavía más sospechosas.
Otras historias, dan giros inesperados y al cabo de 15 o 20 años dan con los culpables.
O, lamentablemente, otros casos se cierran porque las investigaciones no conducen a ningún sitio.
Niños o familias enteras que desaparecen sin rastro alguno.
Las historias de las Personas Invisibles.

 

Adam Walsh: el Niño de la Tienda

 

Adam Walsh 
Adam Walsh (1974-1981)

 

Adam Walsh, de 6 años de edad, acompañó a su madre a hacer algunas compras a la tienda Sears del condado de Hollywood, en Florida. Mientras Reve, la madre, fue a buscar una lámpara, dejó al pequeño Adam en una consola de videojuego. Al volver, el niño ya no estaba ahí. Aunque la fecha oficial de la desaparición es imprecisa –algunas noticias o sitios web refieren que desapareció en 1974, y otros en 1981), la historia no dejó de ser una de las más sonadas en los Estados Unidos.
Después de la desaparición de Adam, a las dos semanas encontraron el cuerpo decapitado.
Pero en 1981 ocurrió lo que familia Walsh temía: dos pescadores encontraron la cabeza de Adam cerca a un canal en Vero Beach, Florida.
Aunque hubo un culpable y confeso asesino, Ottis Toole, quien reconoció que logró cercenar en el quinto intento la cabeza del chico, en 2007 el asesino conocido como “El Carnicero de Milwaukee”,
Jeffrey Dahmer, pudo estar relacionado con la muerte del niño. Dahmer fue muerto a golpes por un reo en la cárcel de Portage (Wisconsin), donde estaba internado. El papá de Adam, el señor Jonh Walsh es presentador del programa de tv “Most Wanted”, comenta que hace unos años el papá de “El Carnicero de Milwaukee” le llamó a su programa para decirle que su hijo estaba relacionado con la muerte de Adam.
Al cabo del tiempo, después de 27 años,
el caso fue cerrado por las autoridades de Hollywood, en el condado de Broward, en Florida. Por este caso se creó en Estados Unidos el Centro Nacional para los Niños Perdidos y Abusados (National Center for Missing and Exploited Children) en Estados Unidos.

 

Etan Patz: revés histórico

Etan Patz

Etan Patz (1972- legalmente muerto en 2002)

Si por algo es recordado el caso del niño Etan Patz, es porque fue el primero en la unión americana en que su rostro se imprimió en los envases de leche. Fue un recurso muy utilizado en la década de los 80, con el cual la sociedad americana estaba tomando conciencia de un problema recurrente y real.
El caso de Etan, un niño de 6 años desaparecido en 1975 en Nueva York es una de esas historias en que no hay pistas. No hay culpables. No hay sospechosos. Incluso, no se sabe si aún está con vida. Todo comenzó cuando Etan se dirigía de su casa al camión que lo llevaría a la escuela. Después, no se supo nada.
En memoria de Etan Patz el entonces presidente Ronald Reagan proclamó El Día Internacional de los Niños Desaparecidos, una fecha en que se recuerda a todos aquellos que siguen extraviados y que se conmemora entre tanto, en numerosos países. Stan Patz, el papá del chico, llegó a tomar las investigaciones en sus manos. Uno de los principales sospechosos de la desaparición del niño Etan es Jose Antonio Ramos, un preso por abuso sexual a menores, encarcelado en la prisión de Pennsylvania, que reconocería que asesinó al niño. Ramos era amigo de la niñera de Etan. Pero no hay evidencias del crimen, no hay cuerpo del delito, no hay escena del crimen, por lo que muchos investigadores dudan de la responsabilidad de Ramos.

JonBenet Ramsey: la Niña Princesa

 JonBenet Ramsey
JonBenet Ramsey (1990-1996)

Su madre Patsy estaba muy orgullosa de su hija. Constantemente la inscribía en concursos de belleza infantil, y se perfilaba a ser una reina de belleza. JonBenet Ramsey, la Niña Princesa, era una niña americana: rubia, de tez blanca, sonrisa cándida y de familia adinerada. A su corta edad ya sabía lo que era el éxito. A los cuatro años fue elegida Miss Colorado y un año después, pequeña Miss América. La historia de su muerte estuvo llena de sospechas. El cadaver de la niña apareció en el sótano de su casa, 8 horas después de haber sido reportada como extraviada. El hallazgo de la niña sucedió luego que su papá, John Ramsey, llamara a la policía denunciando que había recibido una carta donde le informaban que tenían secuestrada a Jonbenet. La policía le sugirió que primero buscara por toda la casa, para después, en caso de no encontrar a la pequeña, se procedieran a las investigaciones. Y así fue. En la búsqueda encontraron el horror: JonBenet, de seis años, estaba muerta en el sótano. Días después la autopsia reveló que la nena había sido violada, y que su asesino le había fracturado el cráneo de un golpe y la había estrangulado con una soga.
Las primeras investigaciones apuntaron a los propios padres, e incluso al hermano mayor de JonBenet, Burke.
Uno de los indicios que apuntaban a los padres era porque habían contratado los servicios de un publirelacionista, para "sobrellevar" el acoso de los medios.
En la cinta que le cubría la boca a JonBenet, se encontraron fibras del vestido que utilizó su mamá Patsy, la noche anterior, en Navidad. También, habían declarado que Burke estaba dormido cuando descubrieron el cadaver, pero las grabaciones a los servicios de emergencia registraron la voz del chico cuando sus padres llamaron a la policía.
Médicos forenses y criminólogos, se apresuraban a sacar hipótesis. Una que tuvo cierto eco señalaba que la niña había muerto en un juego sexual que sostuvieron sus padres con la pequeña. El reconocido médico forense Cyril Wecht realizó una extensa investigación al respecto, y causó controversia porque publicó imágenes del cadáver de la niña. Cyril Wecht es famoso, entre otros casos, por haber realizado la investigación de la muerte del hijo de Anna Nicole Smith, Daniel Smith, y fue quién realizó el examen toxicológico del joven.
Exámenes de ADN descartaron la responsabilidad de todos los miembros de la familia. Pero en 2006, en Tailandia es detenido
John Mark Karr, maestro de 41 años de edad, quien se adjudicó el asesinato de JonBenet. Reconoció que la muerte de la pequeña modelo "Fue un accidente". Pero las muestras de ADN no coinciden con los restos de saliva y vello púbico halladas en la escena del crimen. De todas formas, Mark Karr fue procesado por pornografía infantil.

Sofía Jasmín Herrera: la Niña que se perdió en el camino

Sofía Jasmín Herrera 
Sofía Jasmín Herrera

En septiembre del 2008, la familia de Sofía decidió ir de día de campo. Acompañados de otra familia, se encaminaron hacia una conocida zona para acampar, en la zona de Ushuaia, Argentina. Al llegar al paraje, todos se bajaron. Los niños salieron a correr, mientras los adultos decidían dónde instalarse. En esos segundos después surgió la sorpresa. "Yo pensé que Sofía estaba con mamá", dijo el padre de la niña. "Yo pensé que estaba con papá", dijo la madre. Desde entonces, la misteriosa desaparición de Sofía ha acaparado la atención en la Argentina. La búsqueda de la niña se extendió hasta la frontera con Chile. La recompensa por dar con su paradero es de 100,000 dólares, pero aún así nadie sabe nada.
Uno de los niños que la acompañaba, de sólo 6 años dice que a la criatura la subieron a un auto, alzándola sobre el alambrado que separa el camping de la carretera, y se fue con unos “señores” en un Volkswagen Gol, gris o negro. A partir de las declaraciones del niño, se hace un retrato de quien supuestamente se la había llevado. Todo esfuerzo resulta inútil. Esta versión es verificada por los perros sabuesos, que siguen el rastro de la niña justo hasta el alambrado, donde se desvanece.
Recientemente, una conocida vidente, Verónica Contreras, ex policía ella misma, y que ha ayudado en infinidad de casos, asegura que Sofía está muerta, y enterrada en su casa. Esto ha sido vertido en declaraciones en medios, en las que aseguraba que “la casa paterna nunca se allanó, coincidentemente”. Además comentó que cuando conoció a Fabián Herrera, el padre “tuvo una impresión negativa”.

Familia Gill: La familia del silencio

Familia Gill 
Foto de la familia Gill

Una familia entera, compuesta por Rubén Mencho Gill (56 años), su esposa Norma Margarita Gallego (26) y sus cuatro hijos María Ofelia (12), Osvaldo José (9), Sofía Margarita (6) y Carlos Daniel (3), desapareció. Comenzaron a ser rastreados en abril de 2002. La última vez que se les vio fue el 13 de enero de ese mismo año, en el velorio de un vecino. Desde entonces todos los integrantes de la familia Gill desaparecieron.
Se hicieron varias investigaciones en la casa donde residían, intuyendo que ahí pudieran haber sido enterrados los cuerpos de la familia. Pero no se ha encontrado nada.
El juez que lleva el caso ha sido muy claro: no se puede descatar ninguna hipótesis: ni de crimen ni de rapto. "Desde 2002 que comenzó la búsqueda de pruebas, tanto para encontrar su paradero como para saber si hubo un delito", indicó el juez.
Las investigaciones no han arrojado rastros de que hubieran huido por deudas o amenazas. Y menos por problemas familiares. Otto, hermano de Rubén, no duda en que su hermano se comunicara si es que decidiera cambiarse de residencia.
"No hay pruebas firmes, ni testimonios elocuentes, ni hemos encontrado nada que nos diga que están muertos. Nunca en mi carrera había estado abocado a un caso tan extraño", declaró el juez. Aunque una de las hipótesis con más fuerza al interior de las corporaciones policiacas es que se trató de un homicidio múltiple.
El pasado 14 de enero de 2010
se cumplieron 8 años de que la familia Gill desapareciera sin dejar huella.

+  +  +

Los 30 besos del Kama Sutra (3/3)

Los 30 besos del Kama Sutra (3/3)

> He llegado al final de las publicaciones de "Los 30 besos del Kama Sutra".
Las tres semanas anteriores he hablado del tema. De esas 30 formas en que se puede demostrar un arrebato amoroso, o un simple cariño seductor.
Esta tercera y última entrega de besos, viene aderezada con un poco de dolor. No aquel que hace llorar, sino aquel que se queda en los límites del placer.
Por los comentarios que me han mandado varios lectores, me quedó claro que fueron más que ilustrativas y que seguramente a más de un@ lector besador dejó prendado de placer a su pareja.
Entremos de lleno a la última parte, invitándote a que no te pierdas las dos publicaciones enteriores: la Parte 1Parte 2.
Para esta ultima parte es necesaria más práctica y disponibilidad de entrarle al juego sabroso.
Pero no me adelanto, y aquí están los últmos 10 besos de esta besadora y excitante lista de "Los 30 besos del Kama Sutra".

21. Beso al pecho
Los besos más efectivos en los pezones son los que se aplican primero con los labios, suavemente y con un poco de saliva. Luego se intensifica la presión y, si la pareja lo desea y le gusta, se puede tomar el pezón con los dientes y presionar ligeramente. Algunas personas prefieren sentir un poco de dolor en ellos cuando están a punto de tener el orgasmo.

 

22. Beso sin reloj
La clave es prestar total atención en el cuerpo del otro. Cuanto más control tengas y más te concentres en acariciar y besar cada rincón de su cuerpo, más intensa será la sensación de placer para ambos.

Según la tradición erótica de la India, el mordisco es un elemento muy importante y El Kamasutra nos da una buena lista de mordiscos con todo lujo de detalles.

 

Los mordiscos suelen darse en casi todas las partes del cuerpo y van desde el mordisco juguetón, más provocador que erótico, hasta el fuerte apretón con los dientes que suele darse en la cima de la pasión y que hace que los orgasmos sean más duraderos. Sin embargo, muchos suelen evitar este último tipo de mordisco porque es difícil de controlar y suele dejar unas marcas muy evidentes. También porque durante el orgasmo las mandíbulas pueden sufrir un espasmo y cerrarse con fuerza, lo cual puede ocasionar heridas.

 

Los mordiscos recomendados por el Kamasutra son:

 

23. Mordisco de Jabalí

El rastro que deja en la piel son como muchas filas de pronunciadas marcas, muy cerca las unas de las otras, y con intervalos rojos como las huellas que suelen dejar los jabalíes en el barro. Es un mordisco que suele hacerse en el hombro.

 

24. La nube quebrada
Consiste en desiguales levantamientos de la piel en círculo, producidos por los espacios que hay entre los dientes. El Kamasutra especifica que este tipo de mordisco debe hacerse en el pecho.

 

25. Mordisco Escondido
Es el mordisco que sólo deja una intensa marca roja y que debe darse en el labio inferior.

 

26. Mordisco clásico
Cuando se toma entre los dientes gran cantidad de piel.

 

27. El punto
Cuando se toma entre los dientes una pequeña cantidad de piel de tal manera, que sólo queda una marca como un punto rojo.

 

28. La línea de puntos
Cuando esa pequeña porción de piel se muerde con todos los dientes y todos ellos dejan su marca. Debe darse en la frente o los muslos.

 

29. El coral y la joya
Es el mordisco que resulta de juntar los dientes y los labios. Los labios son el coral y los dientes son la joya.

 

30. La línea de joyas
Cuando se muerde con todos los dientes.

 

 

¿Qué tal?
Ya tienes una tarea más para este fin de semana.

--> Tal vez te interese:

"Los 30 besos del Kama Sutra" (1)

 

"Los 30 besos del Kama Sutra" (2)

"Los 30 besos del Kama Sutra" (3)

¿El dinero sigue a los ricos?

> Del dinero hablamos mucho.
Dedicamos gran parte de nuestra vida pensando en el dinero.
Lo anhelamos, como si se tratara de un combustible para nuestro cuerpo.
Generalmente, nos referimos al dinero que ganamos, al dinero que gastamos, cómo hacernos de dinero o hacer que rinda mejor.
Uno pensaría que la mejor forma de hacer dinero es trabajando incansablemente. De ser así, República Checa sería millonaria, ya que su población anualmente trabaja unas 1992 horas, ocupando el segundo lugar de una lista elaborada por la OCDE en el 2007, y que se actualiza cada año. En el estudio titulado Average annual hours actually worked per worker participan estimaciones laborales de 23 países.
Según los datos del estudio, México estaría algo mejor, porque dentro de esa lista ocupa el quinto sitio, con 1893 horas anuales trabajadas, según el dato del 2008. Y Corea, no está mal en su economía, por algo ocupa el primer lugar de horas trabajadas al año: 2316 en el 2007, porque no se contabilizaron sus horas trabajadas en el 2008.
Pero, ¿cómo juega el dinero en las personas poderosas? Ya sea que tengas un gran capital financiero o de poder, el dinero estoy convencido de ello, no se maneja igual entre esos hombres y el resto de la población.
Recién leo que el ex Primer Ministro Tony Blair, dará una conferencia para hablar de cómo ganar dinero.
Vamos, que Blair, quien recientemente dijo que no se arrepiente de nada de lo que hizo -refiriéndose a la Guerra en Irak- se ha convertido en un consejero.
Esa es la primera sorpresa. Verlo parado en un escenario, dando tips de cómo multiplicar los panes. La segunda sorpresa es que no lo hace porque tenga un gran corazón. Lo hace cobrando 220,000 euros. Blair figura este año en cabeza de la lista de conferenciantes del National Achievers Congress (’Congreso Nacional de Triunfadores’).
Y después de ver esa noticia, surge una pregunta: ¿cuánto ganan los presidentes o primeros Ministros del mundo?
La respuesta no tardó en llegar.
Según Wikipedia, los Presidentes Norteamericanos ganan 400,000 dólares anuales, además, a apartir del 2005, les corresponde una cuenta de gastos de 50.000 dólares, 100.000 dólares libres de impuestos para viajes y una cuenta de gastos personales de 19.000 dólares. Cuando dejan el cargo, los políticos salen de la Casa Blanca con 150,000 dólares, más un monto similar para su equipo de asistentes personales. En el caso de las Primeras Damas es también interesante: ellas perciben 20,000 dólares anuales, si no reciben dinero por otra fuente.
El caso del Primer Ministro llama la atención, porque recientemente salió a la luz que Blair habría hecho acuerdos secretos para beneficiar a una empresa petrolera surcoreana en la Guerra de Irak, además de un contrato por 1,11 millones de euros para asesorar a la familia real kuwaití.
La prensa calcula que desde que Tony Blair abandonó su puesto político, se habría embolsado cosa de 22 millones de euros, ya contando otros 5 millones por concepto de su libro autobiográfico "My Journey" en el cual trabaja, y que publicará con la firma Random House.
Los Presidentes mexicanos, según el tabulador elaborado por al Secretaría de Hacienda y Crédito Público, perciben la nada despreciable cantidad de 146,830.21 pesos mensuales netos. Por concepto de Prima Vacacional reciben 6,794.33 pesos, y Aguinaldo de 40 días, 54,254.67 pesos.
Y surge esa gran pregunta: ¿cuánto gana un ex Presidente? El portal de la Presidencia de México, en su apartado de Preguntas Frecuentes informa lo siguiente:

Pensión equivalente al sueldo total que corresponde a los servidores públicos que ocupan el cargo de Secretario de Estado.

Es decir 144,441.20 pesos mensuales de forma vitalicia. También el ex Presidente contará con seguro de vida y seguro de gastos médicos mayores equivalentes a los de un Secretario de Estado. En caso de que muera el ex Presidente, a su viuda le corresponderá el 80% de su pensión neta durante el primer año de fallecimiento. Por cada año de fallecimiento, se descontará el 10%, logrando un mínimo de percepción de 50% de la pensión. Los hijos del Presidente contarán con seguros de vida y gastos médicos.
Para que los ex Presidentes mexicanos sigan sintiéndose Presidentes -o al menos un poco importantes- tendrán a su disposición a un equipo de 25 personas para su asistencia y apoyo, quienes están adscritos a la Presidencia de la República.
Ahora entiendo porqué todos quieren ser Presidentes o Primeros Ministros. Algunos cálculo chocarreros mencionan a Tony Blair como el ex Primer Ministro más rico en la historia del Reino Unido. En 2008, se decía que percibía una pensión vitalicia de 63.468 libras. Para cuando cumpla 60 años, recibirá otras 40,000 libras por haber sido parlamentario desde 1983. Pero la fortuna de Blair no termina ahí. En ese mismo año 2003, se publicó que había firmado un contrato por 500.000 libras anuales (668.000 euros) como asesor de la aseguradora Zurich, y otro más con el famoso banco JP Morgan Chase, contrato que ronda los 2 millones de libras.

Pareciera que aquel dicho de que el dinero sigue a los ricos, podría tener algo de verdad.

Los 30 besos del Kama Sutra (2/3)

Los 30 besos del Kama Sutra (2/3)

> La semana pasada exploré un tema que he tocado pocas veces.
El del actor de amor.
Para una mejor referencia, o una más clásica, me remití al Kama Sutra, libro escrito aproximadamente en el Siglo I y VI, donde encontramos referencias de cómo cortejar, conquistar y hacer el amor a una mujer.
Más allá de la referencia obligada de las posturas del Kama Sutra, el documento es, según me comentaron mis amigos sexólogos hace tiempo, un tratado completo donde encontramos referencias al arte, arquitectura, y, por supuesto, el amor.
Dentro de lo nuevo del tema, platiqué la semana pasada de "Los 30 besos del Kamasutra". Originalmente la idea surgió por ciertas referencias eróticas que encontré en un libro que actualmente estoy leyendo. Investigando sobre éstas fue que poco a poco me encontré con un tema algo limitado, sí, pero muy referido en la Internet. Digamos que muchos hablamos de lo mismo.
Una de mis sorpresas fue esa lista, ligeramente detallada, de todos los besos que se le pueden dar a la pareja, y los efectos que tienen.
Dividida en tres partes, comencé a publicar esa lista de 30 besos diferentes, sensuales, distintos, entregados, reservados, saboreados o por saborear. Aquí puedes leer la primera parte de "Los 30 besos del Kama Sutra (1/3)".
A continuación la segunda parte de esa lista.

 

11. Beso nominal

Cuando uno se limita a tocar la boca del otro, después de besarla, con dos dedos.

 

12. Beso con las pestañas

Cuando se recorre los labios o la cara del otro y se acarician las pestañas con besos.

 

13. Beso con un dedo

Cuando el amante recorre la boca de la amada por dentro y por fuera con un dedo.

 

14. Beso con dos dedos

Cuando el amante cierra los dedos, los moja ligeramente y presiona con ellos la boca de la amada.

 

15. Beso que despierta

El beso que se da en las sienes, cerca del nacimiento del pelo, cuando el otro está dormido, para despertarlo con suavidad.

 

16. Beso que demuestra

Suelen darse por la noche y en lugares públicos. Uno de los dos se acerca al otro y le besa suavemente en la mano o el cuello.

 

17. El Beso del Recuerdo

Se da cuando los amantes están descansando con la pasión satisfecha y uno de ellos deposita su cabeza sobre el muslo del otro y la deja caer, como si tuviera sueño, besándole en el muslo o en el dedo gordo del pie.

 

18. Beso transferido

Este beso ocurre cuando el amante, en presencia de la amada, besa a un niño que tiene sentado en su regazo o un retrato o una imagen o cualquier cosa, mirándola para que sepa que ese beso es para ella.

 

19. Beso lagrimoso

Se produce cuando uno de los dos echa tanto de menos al otro que, en su ausencia, besa su retrato.

 

20. Beso viajero

Aunque parece que los besos siempre suelen centrarse en la boca, posar los labios en otras partes del cuerpo es una forma de excitar garantizada.

 

 

Hasta aquí la segunda parte.
Esta lista de besos fue, así lo creo, más romántica y más práctica.
Lo interesante es mezclar los besos y disfrutarlos.

--> Tal vez te interese: "Los 30 besos de Kama Sutra" (Primera Parte)

Miércoles de Poesía

Miércoles de Poesía

> Hoy es un gran día.
No, no me gané la lotto. Tampoco me reconocieron con un premio por mi trabajo como blogger.
Simple y sencillamente, hoy retomo los Miércoles de Poesía.
Ya se habían convertido en una tradición.
Originalmente, como recordarás, publiqué textos de Mario Benedetti (1920-2009). Pero cometí un error. Estaba cerrando la poesía a la obra -grande y maravillosa- de Benedetti.
Así que di paso a los Miércoles de Poesía donde todos los literatos tienen espacio.
Hoy le toca el turno al escritor Juan Carlos Onetti (Uruguay 1909-España 1994).
Hoy Miércoles de Poesía podrás leer "Balada del ausente".

 

Balada del ausente*

Entonces no me des un motivo por favor
No le des conciencia a la nostalgia,
La desesperación y el juego.
Pensarte y no verte
Sufrir en ti y no alzar mi grito
Rumiar a solas, gracias a ti, por mi culpa,
En lo único que puede ser
Enteramente pensado
Llamar sin voz porque Dios dispuso
Que si Él tiene compromisos
Si Dios mismo le impide contestar
Con dos dedos el saludo
Cotidiano, nocturno, inevitable
Es necesario aceptar la soledad,
Confortarse hermanado
Con el olor a perro, en esos días húmedos del sur,
En cualquier regreso
En cualquier hora cambiable del crepúsculo
Tu silencio
Y el paso indiferente de Dios que no ve ni saluda
Que no responde al sombrero enlutado
Golpeando las rodillas
Que teme a Dios y se preocupa
Por lo que opine, condene, rezongue, imponga.
No me des conciencia, grito, necesidad ni orden.
Estoy desnudo y lejos, lo que me dejaron
Giro hacia el mundo y su secreto de musgo,
Hacia la claridad dolorosa del mundo,
Desnudo, sólo, desarmado
bamboleo mi cuerpo enmagrecido
Tropiezo y avanzo
Me acerco tal vez a una frontera
A un odio inútil, a su creciente miseria
Y tampoco es consuelo
Esa dulce ilusión de paz y de combate
Porque la lejanía
No es ya, se disuelve en la espera
Graciosa, incomprensible, de ayudarme
A vivir y esperar.
Ningún otro país y para siempre.
Mi pie izquierdo en la barra de bronce
Fundido con ella.
El mozo que comprende, ayuda a esperar, cree lo que ignora.
Se aceptan todas las apuestas:
Eternidad, infierno, aventura, estupidez
Pero soy mayor
Ya ni siquiera creo,
En romper espejos
En la noche
Y lamerme la sangre de los dedos
Como si la hubiera traído desde allí
Como si la salobre mentira se espesara
Como si la sangre, pequeño dolor filoso,
Me aproximara a lo que resta vivo, blando y ágil.
Muerto por la distancia y el tiempo
Y yo la, lo pierdo, doy mi vida,
A cambio de vejeces y ambiciones ajenas
Cada día más antiguas, suciamente deseosas y extrañas.
Volver y no lo haré, dejar y no puedo.
Apoyar el zapato en el barrote de bronce
Y esperar sin prisa su vejez, su ajenidad, su diminuto no ser.
La paz y después, dichosamente, en seguida, nada.
Ahí estaré. El tiempo no tocará mi pelo, no inventará arrugas, no me inflará las mejillas
Ahí estaré esperando una cita imposible, un encuentro que no se cumplirá.

 

* [Entre las curiosidades agrupadas en el volumen "Miradas sobre Onetti", (compilado por el periodista Omar Prego y editado por el sello Alfaguara en Uruguay, en 1995), llama la atención este poema, rara avis de la obra de Onetti, en el que no es difícil detectar la influencia del tango. Al parecer, Onetti sólo escribió tres poemas durante toda su vida, aunque hay quien opina que sus verdaderos poemas son, en realidad, sus novelas.]

--> Tomado de: Clubcultura.com
--> Imagen tomada de Margencero.com

Los 30 besos de Kama Sutra (1/3)

Los 30 besos de Kama Sutra (1/3)

> Haciendo algo de memoria, creo que nunca he escrito del arte del amor.
Así es, porque es un arte amar y ser amado.
No es cosa menor, porque amar implica depositar en el otro -y a su vez ser depositario- de muchas esperanzas, sueños y expectativas que más nos vale cumplir o de menos alcanzar lo máximo posible. Si no, ni modo, tarde que temprano estaremos formando parte de las estadísticas de divorcios o separaciones. En 2006, el INEGI contabilizó un incremento de 3.2% de divorcios. Mientras, las personas que recurrían al matrimonio, registraron un descenso de 1.5% (y creo que lo pensaron muy a tiempo).
Históricamente, las representaciones y expresiones del amor y sus variantes han pasado por todas las culturas. Ya sea mediante expresiones mitológicas como el griego Eros, el romano Cupido y Kāmadeva, proveniente de la cultura hindú, el amor no ha faltado en las páginas de la historia.
Y por eso, porque mi memoria ha pensado en todo menos en el arte de amar, es que los siguientes viernes dedicaré este espacio a "Los 30 besos del Kama Sutra". Como seguramente sabes, el Kama Sutra es un antiguo texto escrito entre el Siglo I y VI de nuestra era, por el escritor Vatsyayana. Aunque está muy difundida la idea de que es un compendio de posturas sexuales, el Kama Sutra es todo un tratado de estética, donde en la versión más pura se pueden encontrar, incluso, referencias a la arquitectura y al arte. Pero retomemos la parte más comercial, la del sexo y el placer. El Kama Sutra en uno de sus apartados hace referencia a los diferentes tipos de besos y los placeres que desemboca. Aunque no lo creas, el Kama Sutra habla de 30 tipos de besos. Varían uno de otros en su intensidad, presión, forma en que se da, etcétera.
En este primer post, me referiré a los 10 primeros tipos de besos. La ciencia occidental ha realizado varios estudios, en los que ha descubierto que el beso tiene muchas ventajas para la salud física y emocional de las personas. Pero el Kama Sutra y milenario conocimiento nos muestra que los besos no son nada más un juego de lenguas.
Y claro, es fin de semana -feriado, en el caso de México- así que tienes muchos días para probarlos, explorarlos y seleccionar tus favoritos.

1. Beso ladeado
Cuando las cabezas de los dos se inclinan en direcciones opuestas y en esta postura se produce el beso.

 

Es una de las formas más comunes de besarse y la preferida de las películas. Las cabezas inclinadas permiten un mejor contacto de los labios y una honda penetración de la lengua. Es un modo excelente de comenzar un encuentro amoroso apasionado y también, un modo de incitar la pasión de la pareja.

 

2. Beso inclinado
Cuando uno de los dos echa la cabeza hacia atrás y el otro que lo sujeta por el mentón, lo besa. La dulzura y el afecto son las emociones principales que se transmiten con este beso. Un beso de este tipo es apropiado para los preliminares, cuando se prefiere hacer el amor con lentitud y de frente.

 

3. Beso directo
Cuando los labios de los dos se unen directamente y se chupan como si de una fruta madura se tratara. Es un tipo de beso en el que lo importante son los labios que se chupan, se mordisquean y se acarician levemente con la lengua. Es un beso reposado y largo, que puede expresar una fuerte pasión y que a muchas personas les excita más que un beso con lengua.

 

4. Beso presión
Se presionan los labios fuertemente con la boca cerrada. Es un beso para iniciar la relación o para terminarla, no conviene mantenerlo durante mucho tiempo. Los dientes se clavan en la parte interior de los labios y puede salir sangre.

 

5. Beso superior
Cuando uno de los dos toma con sus dientes el labio superior y el otro le devuelve el beso besándole en el labio inferior. En la descripción de este beso se habla de que uno toma la iniciativa y el otro se limita a responder.

 

6. Beso broche
Cuando uno de los dos sujeta con sus labios los de su amante, se llama beso broche. Y si el que realiza el beso toca con su lengua los dientes, las encías, la lengua o el paladar del otro, se llama "lucha de la lengua".

 

7. Beso palpitante
Cuando uno de los dos deposita sobre los labios miles de besos muy pequeños recorriendo toda la boca y las comisuras.

 

8. Beso contacto
Cuando se toca ligeramente con la lengua la boca del otro y apenas se hace contacto con los labios.

 

9. Beso para encender la llama
Es el beso en las comisuras de los labios que suele darse en medio de la noche para encender el amor.

 

10. Beso para distraer
El beso ideal para llamar la atención de tu pareja con tus besos. Para empezar, recuerda que no todos los besos tienen que ser en la boca. Según el Kamasutra, otros lugares recomendados para iniciar la batalla son: la frente, los ojos, las mejillas, la garganta, el pecho, los pezones, la zona interior de la boca, la raíz del cabello, la nuca y el cuello junto a la clavícula.

<--->

Hasta aquí la primera parte.
Espero que estos besos abran la puerta a una nueva dimesión del placer.
Y ya sabes cómo soy de morboso. Si sienten diferente, rico o de menos te entretienes con estos besos, espero que compartas tu experiencia.


 

Oscares, Oscares y más Oscares

> Hoy es la noche del Oscar.
La estatuilla recubierta de oro de 24 kilates, será entregada a lo mejor (o si acaso a lo más comercial) del cine norteamericano.
Si bien la ceremonia ya no es lo que era antes -igual que Miss Universo- ha decaído ese aire de espectáculo e improvisación que tenía, no deja de ser uno de los eventos televisivos más vistos del planeta.
Antes se inclinaban más por la vieja guardia de Hollywood, actores y actrices que garantizarían unas horas gratas en la conducción. Números musicales y presentaciones que resultaban un deleite... No, ya todo eso ha quedado atrás. El impulso a las transmisiones de High Definition, ha modificado un poco las transmisiones. Amén de los parches y censores que tienen que estar alertas para que los ganadores no digan barrabasadas a nivel mundial, es evidente que tendrán que pasar muchos años para que se repitan situaciones como las que narré aquí en el post "Sonríe, ¡eres famoso!", con los streakers en escena. 
Pero los Oscares tienen su historia propia. Con modificaciones, intrigas y algo de datos curiosos.
Por ser noche de cine, noche de premios y premiados, este post está dedicado a la entrega de los galardones dorados.

- La estatuilla de Oscar actualmente está hecha de britanio, una aleación de estaño, chapado en oro. Mide 34,29 centímetros y pesa 3,85 kilos.

- En todo el proceso de fabricación se evita que los empleados puedan tocar con la mano la estatuilla a fin de evitar tanto las huellas como otras marcas.

- El diseño se ha mantenido desde su nacimiento en 1929. La única modificación fue en 1945 cuando se le añadió un pedestal de madera.

- R.S. Owens, una artesanal firma de Chicago, es quien desde 1982, fabrica artesanalmente las estatuillas que serán entregadas durante la gran noche del cine.

- El Oscar a mejor actriz se entregó por primera vez a Janet Gaynor por su papel de una prostituta pobre la cinta Street Angel, en la ceremonia de los Oscar, celebrada en 1929.

- El actor Bob Hope (1903-2003) ha sido la persona que más veces fue anfitrión de la ceremonia de los Oscar: 19 veces.

- Jack Nicholson, ha sido nominado 12 veces al Oscar, convirtiéndose en el actor con vida que ha tenido más nominaciones al premio.

- La historia de los Oscar ha registrado una única ocasión a un ganador con ese mismo nombre: Oscar Hammerstein II (Mejor Canción: 1941, 1945).

- La primera entrega de premios de la Academia televisada fue la celebrada el 19 de marzo de 1953.

- El primer actor negro en recibir un Oscar fue Hattie McDaniel, por su papel secundario en 1939 de "Lo que el viento se llevó".

- Solamente dos trilogías han ganado Oscar: "El Padrino": 1972, 1974, 1990. Y la de "El Señor de los Anillos": 2001, 2002, 2003.

- Precisamente en 1972, Marlon Brando rechazó el Oscar que obtuvo por Mejor Actor en "El padrino". Envió en su lugar a una joven activista india, Sacheen Littlefeather, quien se negó a recoger el galardón y arremetió en su discurso contra la pobre representación de americanos indios en Hollywood, ante el asombro de los asistentes que respondieron entre silbidos y aplausos.

- "Lo que el viento se llevó" (1939) con una duración de 3 horas y 56 minutos, fue la película más larga que ha ganado un Oscar a mejor película, también fue la primera película en color ganadora del premio como mejor cinta.

- La actriz más longeva en recibir el Oscar fue Jessica Tandy (1909-1994), ganadora como Mejor Actriz por la cinta "Paseando a Miss Daisy", de 1990.

 - Shirley Temple es la artista más joven en recibir un premio de la Academia, en 1934 recibió un premio especial cuando ella tenía sólo cinco años de edad.

- En 1937, Disney ganó un Oscar especial por "Blancanieves y los Siete Enanitos", por ser la primera cinta completamente animada.

- Por extraño que parezca, Charles Chaplin no ganó ningún Oscar por su trabajo en sí. Todos los que obtuvo fueron "Honoríficos". En 1928, Oscar Honorífico "Por su versatilidad al producir, escribir, dirigir y actuar en su película El circo". Y en 1971 Oscar Honorífico "Por el incalculable efecto que ha producido en el arte del siglo XX: el cine". Aunque obtuvo siete nominaciones Oscar en su carrera cinematográfica (1928: Mejor Actor y DIrector de "El Circo"; 1940: Mejor Película, Actor, Guión Original y Música Original por "El Gran Dictador"), nunca se le reconoció al talento.

Sonríe, ¡eres famoso!

Sonríe, ¡eres famoso!

> Es tan, pero tan padre ser famoso.
La verdad, no estás para saberlo, pero la fama es placentera.
Es como un suspiro sin fin, un orgasmo eterno, un encuentro entre amigos que empieza hoy y se extiende hasta la eternidad.
Aparecer en revistas, en la tv, en Internet. ¡Wow!
Hay muchas formas de hacerse famoso, claro está. Así como hay muchas formas de hacerse rico, o de joder al vecino. También hay muchas formas de hacerse famoso.
Éxito y fama son dos cosas y la misma. Hay una encuesta en la cual podemos ver que la mayoría de los entrevistados dicen que tener éxito es: 24.8% cumplir un objetivo. Inmediatamente atrás, empatados con 23.3%, el éxito es superarse, por lado, y una actitud.
Pero bueno, ya me desvié -otra vez- del tema.
Comentaba las distintas formas en que se puede llegar a la fama.
Bien sea de forma chocarrera, como algunos políticos y artistas, o bien mediante constancia y años de trabajo. En el primer grupo tenemos a personajes como el Sr. López, que a fuerza de acciones alejadas de la inteligencia se ha dado a conocer, aunque esas mismas acciones lo hayan llevado a su tumba pública y política. Hay otros más chabacanos como Francisco Fernando Solís Peón, mejor conocido en el mundo de los tables como Pancho Cachondo, que con sus escándalos sexuales soft core se dejaba ver.
Pero, ¿qué hay de los que tienen formas poco comunes para saltar a los escenarios?
A continuación, un recuento de formas poco comunes, pero de impacto en que una persona puede tener sus 5 minutos de fama.

* Actos dignos de un Oscar: A claro, quién no recuerda aquella escena. Corría el año de 1974. La ceremonia del Oscar, con sus fanfarrias, sus aplausos, sus músicos y público con cara de interesado era el marco de la celebración. Con David Niven en el escenario, su rostro delgado, canoso de las patillas, con la estatuilla Oscar para entregarla a Elizabeth Taylor. Y repentinamente, un murmullo del público. Risas nerviosas. Algunos aplausos, solitarios, alejados. Detrás de Niven pasó corriendo el hombre delgado, blanco, de tupido bigote negro. Y desnudo. Identificado como Robert Opel, fue uno de los precursores del movimiento streaker. Es decir, hombres y mujeres que se exhiben desnudos públicamente.

Niegan ser exhibicionistas, pues no intentan provocar ningún tipo de respuesta sexual. Tampoco son nudistas, porque dicen que lo suyo no se ciñe a espacios delimitados ni es una forma de naturismo. Aparecen desnudos en acontecimientos multitudinarios, corren en medio de partidos de fútbol, saltan medidas de seguridad millonarias, se dejan atrapar por las autoridades, asumen querellas judiciales y reciben casi siempre golpes y fracturas.

 

Así lo define, de forma precisa y contundente, la revista Letras Libres, en su artículo "Streakers: el desnudo como protesta". Aquel hombre, Opel, llegó hasta detrás del escenario disfrazándose de reportero. Como él muchos han seguido su ejemplo. Mujeres en juegos de rugby, en partidos de tenis e incluso en luchas libres. Hombres en transmisiones a nivel mundial de eventos masivos. Ellos son los streakers, y no, no es un grupo de hip-hop.

* Tortas y re-tortas: La escena no pudo ser más elocuente: Bill Gates acelerando el paso con el rostro cubierto de crema batida. Los "tarteros" son un grupo que se autodefine como anarquista, que demuestra su inconformidad hacia el sistema lanzado pasteles de crema a los millonarios. Y vamos, que la lista no tiene límites: desde empresarios millonarios, como Bill Gates (mira el video en youtube), hasta presidentes, como recientemente le pasó a Nicolas Sarkozy (para ver el video del momento pica en youtube). Gran parte de esas protestas las ha hecho el crítico de cine, escritor y activista Noël Godin, quien no ha dudado en "entartar" a Marguerite Duras; al político europeo y presidente de la Comisión Europea entre 1985-1995 Jacques Delors; el ex canciller alemán Helmut Kohl; al filósofo y escritor Bernard Henry-Lévy -Godin y sus colaboradores lo han "entartado" al menos en siete ocasiones-; al director de cine Jean Luc Godard y al economista francés Michel Camdessus... y la lista sigue. Una de las críticas que hacen a los "tarteros" son las diminutas multas que les imponen las autoridades. El pastelazo de Bill Gates costó, según se informó en su momento, 0.37 euros, eso en 1999.

* Zapatos, chanclas y botas: Y es que si de ataques se trata, cualquier cosa es buena para darle fines bélicos. Los zapatos se convirtieron, pues, en gadgets cotizadísimos. Desde aquella memorable chancliza que le dieron a Bush en Irak, en el 2008. La visita era realmente de amigos. Bush visitó Irak para despedirse y casi casi dar Gracias por los favores recibidos. Pero el periodista Muntazer al Ziadi, rencoroso y poco agradecido, se quitó uno de sus zapatos y demostró cuán fuerte es con la derecha. Y bush, por su parte, dejó ver los buenos reflejos que tiene, a pesar del alcoholismo. Aunque ese ha sido el zapatazo más famoso de la historia, no ha sido el único. En Estambul, el director general del Fondo Monetario Internacional, el francés Dominique Strauss-Kahn la sufrió, cuando un joven le dejó ir uno de sus zapatos en plena conferencia en la Universidad de Bilgi.

Pero tal vez uno de los sustos más fuertes lo llevó Ban Ki-Moon, secretario general de la ONU durante su visita a Irak. Ki-Monn estaba dando una conferencia de prensa, el 22 de marzo de 2007, en la zona verde de seguridad de Bagdad, cuando cerca del edificio en que se encontraba cayó una bomba. El momento es inolvidable, y no es para menos.

A pesar de todos esos amargos momentos, siempre hay un segundo para sonreír frente a las cámaras y hacer como que no pasó nada. Y siempre habrá alguien que nos diga, al oído, cerca, con cierta ironía y humor negro: "Sonríe, ¡eres famoso!".

De sexo, ilegales y metiches...

De sexo, ilegales y metiches...

> Hay una historia oscura de mi vida.
Un pasaje que pasó hace unos diez años.
Sería un pasaje más si no involucrara una industria que se desarrolla en los límites de la legalidad, y que tuvo su buena dosis de sexo.
Ah sí, porque de sexo, ilegales y metiche todos tenemos un poco.
Pero ya no le daré vueltas al tema.
En aquellos años, más o menos el último de mi carrera, quise explorar la fotografía. Me llamaba la atención dedicarme a eso. Debido a los pocos conocimientos que de la materia me dieron en la universidad, sentía que era más lo que desconocía de la fotografía, que lo que sabía. Hablar de foto para mí, en aquellos años, era tan complicado como hablar de cálculo diferencial. Porque también debo reconocerlo: así como exenté etimologías grecolatinas en la preparatoria, también me costó mucho trabajo aprobar, aunque sea de panzazo, matemáticas, física y los y las derivadas de éstas.
Así que consideré que lo mejor era acercarme a alguien que conociera de la fotografía. Y no solamente eso: que se dedicara y viviera de ella.
Lester me comentó que podía acercarme con su amigo "P", quien era conocido en el mundillo por su talento, más no por sus bienes y cuentas millonarias. Buena y mala noticia. Me quedaba claro que sabía mucho, pero que no se hacía de carretadas de dinero con ello. Aún así, mis ímpetus no decayeron y así lo hice.

Nunca sabes cuál foto realmente será utilizada. No será la primera, cierto, pero tampoco será la última. Entre una y otra la moneda está en el aire.


Mis labores, como buen aprendiz, pues se limitaban a conocer los materiales... y claro: traer, mover, cargar, acercar... La verdad las pocas sesiones en que estuve de asistente de "P" fueron bastante interesantes. Además de buen conversador, "P" tenía cierta manía perfeccionista, así que una foto la tomaba decenas de veces. Hasta años después supe lo recomendable que eso es. Nunca sabes cuál foto realmente es la que será utilizada. No será la primera, cierto, pero tampoco será la última. Entre una y otra la moneda está en el aire.
Uno de esos días y no recuerdo muy bien con motivo de qué, me comentó "P" que haríamos una sesión de fotos de modelos. La cita fue por la tarde, no recuerdo bien dónde, pero seguramente fue en su casa o en su estudio. Antes de partir, pues hubo que cargar el equipo en una camioneta mariachera. Después, tomamos camino.
No sabía muy bien a dónde nos dirigíamos, pero pronto ubiqué que estábamos por la Zona Rosa de México. Según nos internamos en las calles, reconocí ligeramente los alrededores. El edificio donde se haría la sesión de fotos de modelos estaba a un costado de las instalaciones del PRD del Distrito Federal. Me costaba trabajo imaginar que al lado del partido de la izquierda más amarga de México, habitaba una empresa de entretenimiento para adultos. No pude dejar pasar de largo la obvia, intrigosa y malintencionada duda: ¿Cuántas veces algunos del PRD utilizaron los servicios de la empresa que nos contrató para hacerle el foto estudio? Tal vez muchas. Tal vez pocas. Tal vez ninguna.

 

Llegamos a unas oficinas semi instaladas. Era notorio que se utilizaban ocasionalmente. No estaban tiradas. Tampoco contaban con todo el mueblario de una oficina. Tampoco era una bodega. Aquello olía a ilegalidad.


Subimos unos pisos, y llegamos a unas oficinas semi instaladas. Era notorio que se utilizaban ocasionalmente. No estaban tiradas. Tampoco contaban con todo el mueblario de una oficina. Tampoco era una bodega. De hecho ese mismo día estaban haciendo algunas obras de construcción o remodelación en ese apartamento. Aquello olía a ilegalidad.
Colocamos las luces, los reflectores, las cajas de luz y todo aquello que hace que una persona se vea increíblemente joven y atractiva en una imagen.
Y comenzó la sesión.

Todas las modelos eran mujeres, de entre 25 y 35 años. Todas ellas trabajaban en un conocidísimo table dance de la Ciudad de México. Eran, dirían a la antigüita: Chicas de la vida galante. Y ahí estaba yo. Un joven gay.


Claro, no he contado lo medular: las fotos de las chicas eran semidesnudas, porque todas ellas trabajaban en un conocidísimo table dance de la Ciudad de México. Eran, dirían a la antigüita, chicas de la vida galante.
Las modelos eran todas mujeres. Sus edades rondaban los 25 a 35 años. Las había de todo tipo: la delgaba, bien formada. Pasando por la mujer que callaba sus historias, y posaba mecánicamente, como si fuera -como seguro lo era- una situación cotidiana. Hasta la joven platicadora, que proponía posturas o expresiones.
Así que bueno, yo estaba ahí. Un joven gay, que no mostraba la menor atracción sexual por las modelos. Eran atractivas, cierto, pero para mí era como estar tomando fotos sin mirar. Aunque mis ojos absorvieran cada centímetro de piel de las chicas, cada brillo de sus labios, cada gota de sudor que llegaban a sacar no sentía la menor provocación. Pero ahí estaba. Mientras las modelos se acomodaban el cabello, se aprisionaban las tetas para que se vieran más voluminosas o se embarraban aceite de bebé para que la piel no se viera tan opaca.
Tal y como lo comenté en el post "Trabajo en esto porque...", tanto las actrices porno como las modelos hacen su trabajo más por una necesidad económica que por una convicción profesional. Y también, hacer fotos eróticas o cine porno no conlleva nada absolutamente nada de previos sexuales. Es tan frío y mecánico como: la idea es que te sientes en ese mueble, mires a la cámara. Luego, recuéstate en el piso, tómate los senos con las manos y levanta tus piernas. Así, sin más. Posar, mostrar, morbosear un poco y ya.
Al final de cada sesión, que no duraba más de 30 minutos por chica, la mujer se volvía a poner sus pants y se iba. Ahí no existía el ligue, no existía la seducción de todas las noches de trabajo. Tampoco había porqué mostrarse como fieras sexuales. A lo mucho tenían que mostrarse en el papel de comehombres durante la sesión. Pero por lo demás eran mujeres que no se la pasaban pensando en el sexo.
La historia secreta termina como a la una de la mañana.
Algo cansado y con la secreta historia de que estuve cerca de la industria de entretenimiento para adultos, el soft porno y, no lo niego, seguramente de una red de trata de personas.
Y mi conciencia -a veces moribunda- se ha preguntado: ¿lo volvería a hacer? Y me respondo: Claro, la paga es buena.

FOTO: Actriz porno Sylvia Kristel, protagonista de las cintas Emmanuelle, de la década del 70.

¿Guerra de sexos o equidad de género?

¿Guerra de sexos o equidad de género?

> Hace pocos días estaba tomando café en un restaurante.
Frente a mi una pareja, cercanos a los 50 años ambos, pasaron desapercibidos en un principio.
No había nada interesante a los alrededores, así que mis oídos comenzaron a centrarse en la plática del hombre y mujer sentados en el sillón frente a mi.
Sí, está bien, dicen que es de mala educación escuchar pláticas ajenas. No sé si sea de mala educación, pero de que es entretenido no cabe duda.
Las frases, al aire, de una plática ya comenzada, me indicaron de que se habían conocido muy probablemente por internet. Así es, una pareja que estaba buscando "algo" y que encontraron en la red de redes la oportunidad de darse a conocer.
Las estadísticas no mienten, es cierto, pero tampoco son una verdad absoluta, es cierto, pero nos sirven para abonar el terreno: el 2% de las mujeres encuentran lo que buscan en Internet, en cuando a relaciones de pareja se refiere. Pero ellas también se dan su baño de deseo: de los hombres que enviaron mensaje a alguna pretendiente sólo tres de cada 10 mensajes son respondidos.
Ella, mujer de unos 45 años, pelo castaño lacio, muy interesada en la plática de Él. Lo miraba atenta. Él, algunos años más, bigote pintado, con un borde blanco en el nacimiento del vello. Acicalado, muy perfumado, camisa gris oscuro y corbata del mismo color.
La charla siguió. Él comenzó a hablar de algo, que por las preguntas de Ella inferí que se refería a sus pasatiempos de fin de semana. "Ah bueno, pero te gusta desvelarte y amanecértela, ¿no? Si te gusta y te la pasas bien, pues no hay problema", dijo Ella tratando de entender los hábitos y costumbres de su acompañante. Parecía que había empatía. A final de cuentas, Ellas y Ellos tienen las mismas motivaciones cuando ligan por Internet. Al recibir una llamada Ella atendió rápido el asunto, y volvió a la charla. Más tarde, cuando sonó el teléfono de Él tardó en desocuparse de la llamada. Ella recargó su cara en una mano, bajó la mirada y esperó. Minutos después, Ella comenzó a hacer cierta presión para dar por terminado el encuentro. "Si ya te tienes que ir adelante, no hay problema. Pide la cuenta, no quiero que se te haga tarde", repitió, gentilmente, Ella, mientras se ponía de pie para ir al baño.
Pocos minutos después, llegó la cuenta. Y Él solucionó el asunto pagándola.
Me resultó interesante el encuentro. Pero el desenlace me sorprendió. Me cuestioné muchas cosas de la primera cita: ¿quién debe pagar la cuenta en la primer cita?
Una encuesta desarrollada entre hombres singles españoles, austríacos, suizos y alemanes, descubrió que 44% de los encuestados dicen que el hombre debe pagar la cuenta. En cambio, 35% de ellos, y 30% de ellas dice debe pagar el que haya tenido la iniciativa de la invitación.
En lo personal, cuando era un ligador de tiempo completo, me molestaba, sí, que mi acompañante (así fuera amigo temporal, free, o un simple encuentro entre solitarios), diera por un hecho que yo tenía que financiar todo el encuentro. Me preguntaba el porqué yo tenía que pagar.
No me quise quedar con la duda y convoqué a un foro de opinión en mi muro de Face Book. Sabiendo que tengo muchas seguidoras en mi perfil, lancé la pregunta antes mencionada: En la primera cita, ¿quién debe pagar la cuenta: Él o Ella?
A continuación reproduzco las respuestas publicadas en mi perfil de Facebook:

Thelma: Por supuesto que él debe pagar la cuenta y no solo en la primera cita :)

Renata: Por supuesto que él, en esa cita y en todas las que siguen y por toda la vida.

Ramón: El que invita... aunque hoy en dia... ya nada es igual! =)

Citizen: ¿Porqué?

Renata: Asi estemos en el 2010, yo nunca me podría fijar en un hombre que no sea capaz de pagarle la cuenta a su mujer. Es cuestión de cortesía, de cariño, de atención con la pareja. Odio a las feministas y adoro a las femeninas.

César: Acepto una mujer como Renata que admite y denuncia a las féminas acomodaticias. Pero el punto es: ¿como por qué el hombre DEBE de hacerlo? ¿quién, cómo, cuándo o dónde se instituyó tal práctica?
El concepto PAREJA es sólo una forma de nominar a la interacción de dos personas? Propongo le llamemos, entonces, DisPareja.

Mary Carmen: César, perdona que me meta, eso se estableció en el mismo inexistente documento donde se estableció que nosotras, además de trabajar, debemos cocinar, lavar, planchar, limpiar y hacernos cargo de los niños jajajajajajajajaja

Nancy: Yo creo que en la primera cita paga el, luego hay que ponerse conciente e invitar también, si la cosa es de dos, no lo debe de sufrir solo un bolsillo, si las cosas llegan mas lejos, en una pareja en donde los dos perciben una entrada de dinero, es logico y justo que las mujeres también aportemos, no andamos siempre pidiendo que ayuden en la casa? es lo mismo pero para el otro lado :P

Citizen: Entonces a final de cuentas es un "servicio". Yo pago porque la empresa cablera me de programación... de los horarios, mantenimiento de antenas, servicio técnico, mercadotecnia, permisos etc es asunto de la cablera... Creo que mientras ellos y ellas miren cada uno pa su lado seguirá existiendo diferencias. Coincido mucho con el punto de Nancy. Yo voto xq mejor haya relaciones de pareja de prepago: te deposito 500 pesos para vernos y hasta donde alcance la relación jajaja...

Manijeh: La PRIMER cita: él. Las demás: una mezcla de todo. Algunas él. Algunas ella. Algunas otras los dos. No seamos mantenidas el 100% del tiempo, yo no creo que tenga nada que ver ni con cariño ni con cortesía (donde está el cariño y cortesía hacia él??)

No me quise quedar con la duda. Cuando surgen este tipo de temas o polémicas, siempre le pregunto su opinión a mi Santa, Casta y Pura Madre, que es una mujer sabia por su edad avanzada. Cuando le comenté el contexto y le hice la pregunta, fue más que contundente:

Debe ser pareja la cosa. En los tiempos actuales que las mujeres llaman por la independencia y equidad de género, ya no caben esas cosas. Hace 50 años sí era mal visto que la mujer pagara. Las niñas bonitas y educadas no podíamos pagar una cuenta. Si la mujer pagaba la cuenta se pensaba que era una mujer de la calle. Pero eso hace 50 años. Actualmente en muchas cosas ya debe ser equitativo."

Y la pregunta sigue abierta: ¿En la primer cita, quién debe pagar la cuenta?

Servicios sacerdotales vía hotline

Servicios sacerdotales vía hotline

> Este mundo cada vez me sorprende más.
Y para no cambiar la historia, la nota la da el elenco de la iglesia católica.
Ya desde hace varios años se han dado casos -unos más escandalosos que otros, unos más morbosos que otros, y otros más masturbatorios que otros- de escándalos sexuales que involucran a ministros de la iglesia católica. Como si se tratara de un reality de El Vaticano, las historias han sido la comidilla de los herejes, y de pudor y vergüenza ajeno de los fieles.
También, hemos sabido de historias truculentas de abusos sexuales de representantes de la Iglesia. Y también, claro está, de historias de tórridos romances eróticos sexuales, alejados por mucho de Te Deums cristianos y de pretenciones pornográficas, sino con mero sentido lúdico y de exploración, entre seminaristas y rectores de seminarios.
En esas andábamos, cuando ayer se dio a conocer que un sacerdote de 27 años invertía el dinero de su iglesia y su tiempo libre en labores sexuales. Además, cuando no oficiaba misa y bautizaba niños, se anunciaba en periódicos locales ofreciendo servicios sexuales a domicilio. Muy al estilo de conocidísimo "AAAAA-- Aarón, moreno, varonil y complaciente" que se aunucia en todos los periódicos de México, el cura de nombre Samuel Martín, y ahora ex párroco de Noez y Totanés, en Toledo, España, gastó la friolera cantidad de 17,000 euros para sus gustos sexuales. "Quédate con el cambio, manito, para que te compres tus chuchulucos", pareciera ser la encomienda de los clientes del sexxxoservidor Samuel.
Ya fue cesado de sus funciones de ministro de la Iglesia. Y, ah caray, no le pidieron que dejara el hábito sacerdotal (más no el sexual) por sus costumbres, sino por el desfalco monetario que causó a las localidades toledanas.
Este muchacho, robusto, de barba de candado, posando con un boxer gris -metiendo la barriga-, cobraba entre 50 euros (por 15 minutos de servicio) y 120 euros (por hora). Pero eso sí, el capricho tenía límite: "Todo menos actos sadomasoquistas".
La imaginación de este hombre era, digámoslo mesuradamente, limitada. El anuncio que ha sido retirado de la internet, y con el que presentaba sus cartas credenciales, decía:

 

Héctor, hombre hetero español, al servicio de tu felicidad". "Para mujeres y parejas, bien dotado (15 cm),..., estoy abierto a todo excepto al sado, no os arrepentiréis, os haré gozar de felicidad como nunca.

 

Y no, no se rían.
Esa era una sola de sus personalidades. Sí, porque en eso del sexo no hay cosa mejor que tomar papeles, para hacer más excitante el asunto. Samuel Martín, también, se anunciaba como: Héctor, "la fiera del sexo"; David, "ardiente y cachondo"; y un hombre casado cuya esposa "está fuera".
Pero vamos, que la cosa no es tan grave.
Bien dijo María, vecina de la parroquia donde atendía Samuel Martín: "Al fin y al cabo, era humano". Pues sí, era humano. Partiendo de ese punto, no habría porqué admirarnos del Padre Anthony, de los Estados Unidos, quien confiesa y grita desde el púlpito: "Solo sé que hay un sacerdote travesti en el mundo y soy yo".
El caso del padre Samuel Martín pone de nueva cuenta el ojo en la cerradura: ¿ser sacedotes les obliga a renunciar a su vida como humanos, incluída la vida sexual? El celibato sacerdotal es un Código del Derecho Canónico, "El celibato sacerdotal es un don de Dios", dice la Iglesia Católica. Así, en el primer concilio Laterano, en 1123, se reglamentó que el candidato a las órdenes sacerdotales debe abstenerse de mujer. En el documento linkeado arriba, se declara: En la Iglesia Católica nadie está obligado a ser célibe, porque nadie está obligado a ser sacerdote.
En 1993, cuando comenzaron a salir los escándalos de pederastia de curas católicos, Juan Pablo II dijo, contundente:

El celibato no es esencial para el sacerdocio; no es una ley promulgada por Jesucristo.

Y parece que Samuel Martín entendió muy bien la lección, al prostituírse.

 

Foto: Samuel Martín, masajista profesional, y sacerdote amateur.

Duermo mejor en horas de oficina

Duermo mejor en horas de oficina

> Antes, hace algunos años, cuando gozaba de más poder y dinero, solía tomarme una de mis dos horas de comida para tomar una siesta.
Era sencillo: me sentaba en mi mullido sillón, reclinable, viendo hacia la ventana, y era suficiente para desaparecerme unos minutos.
Y es que la verdad era envidiable: desde el piso 10 de un conocido edificio de Paseo de la Reforma, mirando por encima -literalmente- a la gran mayoría de las construcciones, no había nada ni nadie -a lo mucho el teléfono, pero con ignorarlo era suficiente- que interrumpiera esos minutos de descanso, en medio del ajetreo y presión cotidiano.
A éstas alturas, me doy cuenta que no estaba incurriendo en ningún pecado mortal, y menos aún, se me podía tachar de "improductivo" (frase con la que en ciertas transnacionales te corren, aún y cuando les saques un montón de trabajo). Lo que seguramente en aquel entonces mi Súper Jefe no sabía (porque era un Súper Jefe en toda la extensión de la palabra), y lo que estoy más que seguro que mis esmirriados jefes de la transnacional en la que trabajé recientemente no saben, es que según un estudio realizado por especialistas del sueño, dormir 20 minutos después de la comida pone más atento y productivo al empleado. "20 minutos de siesta después de almorzar dejan al trabajador en óptimas condiciones para seguir con la demandante rutina cotidiana", dice el artículo publicado en la revista Businessweek en el 2006. Y para que no digan que me estoy inventando el cuento: empresas como Nike y Deloitte ha promovido la costumbre de la siesta en la oficina.
Podría pensarse, con cierta razón, que es un motivo para evadir las responsabilidades y cobrar el sueldo por calentar el asiento. Yo creo que si así fuera, preferiría quedarme en casa, a estar en una oficina rodeado de frustrados. Siempre he pensado que ir a algún lugar a hacerme el despistado es más cansado que quedarme en un lugar más cómodo, como mi casa. Incluso, en mis años de estudiante, nunca me resultaron atractivas las idas de "pinta". Si quería andar de vago y huevón, mejor lo hacía en casa. Como hasta la fecha.
Pero ya me estoy desviando del tema. Más difícil se pone el tema cuando hay que aguantarse las ganas de dormirse en la oficina. Muchas veces la oficina es el lugar más tedioso del planeta y de nuestra existencia. Las mismas charlas, los mismos problemas, a diario. Eso aburre. Como mi compañera Mari, de la transnacional, que se la pasaba hablando de los problemas entre su esposo/no esposo, y de cómo cada día crecía el costal del rencor y odio entre ellos. Nada excitante. No había intriga como tal. Una historia predecible, la de ellos.
Hasta que hay un momento en que uno piensa: "Bueno, y ¿porqué está gente no hace otra cosa para cambiar su plática?". Pero me encuentro con que el 39 por ciento de encuestados en línea, dijo que no se había quedado dormido en el trabajo pero que tuvo que hacer un esfuerzo para mantenerse despierto. O sea: haciendo bizcos frente al monitor, o pararse a hacer algo de plática tonta y simple con los del otro lado del piso.
Generalmente no pasa nada cuando uno echa una cabeceadita en la oficina. A final de cuentas, la siesta es algo natural en al ser humano.
Ahora bien, ¿qué pasa cuando un servidor público es capturado en el momento que duerme en horas laborales? En México no pasa mucho. Mejor dicho, no pasa nada. Pero el señor de la foto, que bien podría ser el tierno abuelito de cualquiera de nosotros, es un trabajador del sistema de transporte de Toronto, Toronto Transit Commission (TTC). Tuvo el mal tino de dormirse en horas laborales y, peor aún, ser capturado por un usuario. El lavadero no termina ahí. El usuario @OGLE_Toronto publicó la foto en Twitter, y de ahí se adelantó el apocalipsis. Días atrás del paparazzo, la TTC hizo un ajuste a las tarifas del transporte, situación que incomodó a los usuarios.
Con la situación del abuelito dormilón las quejas por el coste y servicio del transporte se dejaron venir como cascada. También, el servicio y la atención se pusieron en duda.
Mal hecho.
Seguramente el usuario que tomó la foto y la publicó, así como los quejosos no saben lo saludable que es tomar una siesta en horas de trabajo.
Sino, que le pregunten al abuelito dormilón, que por algo ha llegado a esa edad.

Una mentira más...

Una mentira más...

> He mentido.
Lo confieso, he dicho mentiras a lo largo de mi vida. De hecho, no me la creo cuando alguien, altanero, creyéndose pintado por Siqueiros y educado por la Santa Inquisición se avienta la aberración de decir: "Yo siempre digo la verdad". Épale, no es cosa sencilla. Es uno de esos casos que hasta Pinocho se sonrojaría.
Y no digo que somos mentirosos nada más porque sí. Nuestra propia naturaleza nos lleva a alterar, ocultar, o medio decir la verdad. Y no es tan grave. Decir que me tomé dos cervezas, cuando la verdad fueron cuatro, no es como para que se me tilde de mentiroso empedernido. Decirle al departamento de cobranza que no he pagado porque no tengo dinero no es una mentira, sino una verdad que permea a cierta parte de la población. Decir que el Presidente es mentiroso no estoy pecando de irreverente, retrógrado ni aborto del Padre Maciel: es, eso sí, una gran verdad.
Porque bueno, ¿quién no dijo el día de hoy una mentira? No es que esté pidiendo a gritos que todos levanten la mano en un mea culpa colectivo, sean colocados sobre una pira y quemados. Platón consideraba que "el bien no es diferente de la verdad", y la justicia se relacionaba con éstas dos.
Es decir, que aquella añeja concepción de que la verdad y el bien son cosas distintas es algo imprecisa. Pero espera, en la Real Academia Española al definir la palabra mentir en ninguna parte hace referencia a faltar a la verdad. La aproximación que hace es: "Decir o manifestar lo contrario de lo que se sabe, cree o piensa."
No quiero tocar el campo de cuando una mentira da paso a una historia cruzada, con melodrama incluído, música de fondo y un final inesperado. De esas mentiras -y desenlaces- hay muchos: como el caso del Gobernador de Nueva Jersey, James McGreevey, quien reconoció a nivel nacional, en horario triple A y sin cortes comerciales, que mantenía una relación homosexual. La declaración la hizo teniendo a su esposa al lado, con cara de pasmo y con ganas de agarrar a zapatazos al guionista de esa mala historia.
Y aquí otra de esas historias que solamente se dan en los Estados Unidos: Larry Craig, político republicano, fue acusado de acoso por un policía. Según la versión del policía, Craig le hizo tocamientos mientras orinaba en los baños del aeropuerto de  Minneapolis. Craig, astuto, se justifícó diciendo que suele orinar con las piernas muy abiertas, y que se agachó para recoger un papel en el suelo. Según el policía, el senador intentó rozarle con su pie. También, dijo que se declaró culpable para no hacer más grande el problema.
En términos sicológicos, se ha detectado que las personas, específicamente los niños, mienten para adaptarse a las reglas de la sociedad. También, la mentira ayuda a "sobrellevar las dificultades, ganar control o ser superior". De forma un tanto concluyente, se miente para evitar la sanción del adulto: para el infante la autodefensa es la mejor herramienta.
Vayamos a planos más terrenales. Una herramienta no del todo exacta -vamos, que todo es perfectible- es la encuesta realizada en 2007 por la empresa Consulta Mitofsky. Titulada "La Mentira Cotidiana", concluye que los mexicanos nos consideramos como "poco mentirosos". De los encuestados, solamente 2 de cada diez se reconocen como "regular o muy mentirosos". Y es precisamente a esos dos mexicanos que se expusieron a la burla y llamamiento a la cordura a quienes me dirijo. Haciendo de lado el dato de que los hombres mentimos más que las mujeres, me encuentro en la internet un compendio de "Las 52 mentiras de las mujeres".
Cito las más interesantes -acaso porque son las más escuchadas- o las más curiosas -acaso porque aún y cuando sabemos que son mentiras, nos las creemos.
De las 52 mentiras, las que deben estar en el cuadro de honor son:

No me importa, era un tarado. (Hipertexto: Realmente me importaba su cartera).

Soy virgen. (Hipertexto: He tenido mucho sexo y no quiero que pienses que soy una cuatro letras).

Estoy confundida, no se lo que quiero. (Hipertexto: Unos cuantos revolcones, pero nada de andar en serio).

No estoy preparada, necesito un tiempo. (Hipertexto: Unos cuantos revolcones y me he enamorado de tí y no la quiero cagar otra vez).

Te quiero por lo que eres, no por lo que tienes. (Hipertexto: Perdón, quise decir que te quiero por lo que tienes, no por lo que eres).

No soy como las demás. (Hipertexto: Ergo, no soy mujer.)

Que venga él a pedir perdón. (Hipertexto: Me muerdo las rodillas por llamarle).

Yo no soy histérica. (Hipertexto: No me des plantón porque verás cuánto lo soy).

No le voy a dar el gusto de verme llorar. (Hipertexto: Si lloro una vez más pensará que soy dramática).

No eres tú, soy yo. (Hipertexto: La cagué y no quiero hacerte sentir más miserable).

No voy a coger hasta casarme. (Hipertexto: ¿Sí entendiste cuando dije "Soy vírgen"?)

Sí, salí con él, pero no pasó nada. (Hipertexto: Te puedo decir lo cómodos que eran los asientos traseros de su coche).

No Soy celosa. (Hipertexto: Mi ex era un tarado porque nunca entendió que era una celosa de primera).

 

Mientras terminamos de definir los laberintos de la mentiras completas y verdades a medias, no nos tiremos al drama y corramos a darnos baños de pureza. Seamos honestos y total, levantemos la mano y digamos: Sí, he mentido. Que de ahí no pasa. 

Sin mentiras, la humanidad moriría de desesperación y aburrimiento.
Anatole France (Anatole Thibault). Escritor francés (1844-1924)

Picando aquí puedes ver la lista completa.

Los animales tienen emociones

> Es un científico de tiempo completo.
Toda su vida la ha dedicado, de cierta forma, a dos temas: los animales y la ciencia.
Es un defensor de la vida animal.
Es uno de los pocos científicos que ha dedicado su tiempo a investigar las emociones de los animales. Su profesión: etólogo, es decir estudia el comportamiento animal.
"Los animales aman y sienten", afirma sin dudar Marc Bekoff, profesor emérito de la Universidad de Colorado. Y va más allá: sus investigaciones han llegado a la conclusión de que los animales se enamoran.
Así es. Marc ha logrado descifrar una de las más grandes dudas del reino animal: la existencia de emociones en los animales. Ha descubierto que los animales sienten pena, tienen sus códigos "morales", y sentido de justicia, o "justicia salvaje", como él la llama.
Las manadas de animales que ha investigado le han dado herramientas para detectar en el comportamiento animal sentimientos, por ejemplo, de disculpa o arrepentimiento.

Hemos observado comportamientos de compasión, perdón, capacidad de disculparse, empatía… Comportamientos muy semejantes a los de los humanos.

En el reino animal la traición es muy rara, "no tan frecuente como en los humanos", recalca el científico de 60 años que ha escrito varios libros sobre comportamiento animal y sus emociones.
Y también saben pedir perdón. Todo a su manera.

Si se muerden muy fuerte, por ejemplo, a través de su comportamiento expresan que lo sienten, que no era su intención y que mejor ser amigos; y perdonan también. Es muy importante para vivir en grupo, necesitan cooperar.

Ahí la clave de todo: el trabajar y convivir en grupo la cooperación es importante. Como viven en grupo los animales desarrollan emociones muy profundas. "Sí se enamoran, absolutamente", responde cuando le hacen la pregunta de la existencia de amor entre los animales.

Tengo un grupo de zorros en observación, y precisamente ayer mostré una película en la que se ve todo el proceso de enamoramiento, cómo un pareja duerme entrelazada, viajan juntos, comen juntos y se tratan con mucho mimo. Es muy arrogante por parte de los humanos pensar que sólo ellos pueden sentir amor.

En este sentido Marc comenta que los perros demuestran más sus emociones porque son más abiertos. "En general expresan mejor su alegríay tristeza, porque son más abiertos".
Su experiencia y plática es contundente: los animales sienten empatía, tienen depresiones profundas cuando se sienten abandonados.

Sí tienen depresiones, ellos lo dan todo y tienen expectativas. Si los abandonas, se les hunde el mundo, has roto los códigos, se sienten confusos y deprimidos. Ese comportamiento se ha estudiado en perros, en gatos y en chimpancés. Todos ellos pueden llegar a morir de pena.

Cuentan, también, con una intuición muy desarrollada. Cuando huelen la muerte de algún miembro del grupo, desarrollan cierto comportamiento de duelo. Se han documentado casos de animales que incluso velan al miembro fallecido, o se aíslan del grupo, comen poco y les lleva días retomar su vida. Uno de los casos más sonados en este punto fue el de la gorila Gana, que cuidó por 15 días a Claudio, su cría que murió por causas desconocidas, en el zoológico de Münster, Alemania.

Las palabras de Marc resultan aleccionadoras e interesantes. Son profundas, sin llegar a ser un filósofo de la vida. Lo interesante es que todo lo ha aprendido de los animales. Porque lo dice en una frase: cooperar es importante cuando se vive en grupo. De ahí que los vínculos afectivos de nuestras mascotas con nosotros vayan más allá de una relación amo-mascota. Esas relaciones se estarían planteando, por lo tanto, a un nivel afectivo. "Los animales tienen una vida sentimental muy profunda", concluye Marc Bekoff.
Así que a darle un gran abrazo a nuestras mascotas este día y los venideros, porque también se enamoran.

 

Información tomada de: El blog Alternativo, Canarias7.es, Marc Bekoff Home Page, Página de noticias público.es

Esos (malditos) libros malditos

Esos (malditos) libros malditos

> Los libros han nutrido la inteligencia e imaginación del ser humano.
Ya sean científicos, académicos, de historia, novela o cuento, los libros nos han acompañado por miles de años. De hecho, en el 2004 se encontró en una cueva de China el que se ha considerado el libro impreso más antiguo del mundo y su humanidad: data del 868 d.C., mucho, muchísimo tiempo antes de la invención de la imprenta aproximadamente en 1450, por Johannes Gutenberg (Alemania, 1398-1468).
En ese camino histórico, el libro se ha topado con los miedos, fobias, y locura de los extremistas. Se han censurado, prohibido, quemado títulos que jamás volveremos a leer. Aunque no hay un dato preciso, se sabe que en la Inquisición Romana existía un listado de libros llamado "Índice de Libros Prohibidos" (Index Librorum Prohibitorum et Expurgatorum, en latín), cuya primera versión es de 1548. Para ver algo de historia el respecto visita "Luces y Sombras de la Iglesia" (página 7), libro publicado y disponible on line, del Padre Ángel Peña. El documento, amén de algunas autocomplacencias religiosas, proporciona una ligera mirada -no comprometida ni comprometedora, por supuesto- de la Inquisión y los libros.
Pero ya estamos en el Siglo XXI. Atrás quedaron las declaraciones del entonces Secretario del Trabajo Carlos Abascal, de lo inapropiado del libro Aura, de Carlos Fuentes, para los jóvenes. No hablaré de este siglo, me remontaré algunos años atrás. Cuando estudiaba preparatoria.
En aquellos años -mediados de la década del 90-, entre los últimos suspiros del salinismo, un incipiente movimiento guerrillero en Chiapas, los vaivenes de un país que suspiraba al Primer Mundo, pero que no se podía reponer de una pérdida de crediblidad en toda la sociedad, existieron un par de títulos que yo recuerdo que no eran muy bien vistos.
No eran del todo prohibidos, pero por estar fuera de la línea argumental de las historias rosas que se acostumbraba escribir levantaban las sospechas de los académicos, los maestros, los papás de los jóvenes, y la curiodad de éstos por leerlos. Realmente el mercado no estaba tan abierto. Por lo mismo la oferta de libros en general era algo limitada. Y si ahora nos quejamos de que las librerías venden 99% de inspiración, y un 1% misceláneo, en la mitad de la década de los 90 la cosa era peor. Existían autores con un gran ego y moral, que la compartían y deseaban llevar a todos por el camino del bien, como Carlos Cuauhtémoc Sánchez y sus 44 versiones de "Juventud en Éxtasis", que el simple título me pone en la frontera del paroxismo sexual, libre de tabaco, y algunos arranques revolucionarios.
Mi preparatoria era un mini centro de readaptación social. En esa escuela, que bien podría pasar por un balneario por los muros color azul, sin letrero que indicara que era una preparatoría, estábamos los jóvenes que ya por cuestiones estudiantiles, ya por un desinterés en el estudio, o simplemente para estar en un año sabático intelectual, no teníamos otra opción para estudiar. Bueno, sí había otra: el vecino CCH. Pero el CCH era peor que estudiar en un CNCI y que trabajar de barman en el Bar Bar. Vamos, eran años que levantar la bandera del patriotismo era lo mejor, decir que leías La Jornada era estar "bien informado", y leer Proceso era entrar en los terrenos de "lo que el gobierno no dice, y que no deja que nadie lo diga". Todos ellos, ahora, ya son meros mitos, y casi leyendas urbanas.
Yo opté por sacar del baúl algunos libros de Lester. Y me chuté a Elena Poniatowska, cuando se mercadeaba como intelectual, no que ahora ya se mercadea como lópezobradorista. Por azares llegaron un par de libros de Manú Dornbierer. Mujer periodista que se jactaba de haber recibido amenazas del sistema, y que una vez aceptó una invitación a comer de Carlos Slim, a un Sanborns, pero que aquella comida y la compañía le parecieron aburridas. Hace pocos años leí una columna de Dornbierer y me pareció demasiado amarga, quejumbrosa y criticona. ¡Cómo cambian las perspectivas!
Otros compañeros comenzaban a sacar "Un hilito de Sangre", de Eusebio Ruvalcaba. Para algunos, ese libro era un invitación a la vagancia, las drogas, a los burdeles de poca monta -con banquitos de tapiz rasgado y mujeres de medias brillosas-. En lo personal nunca me llamó la atención el libro. La portada, demasiado low cost, era un llamado a todo lo anterior... menos a leerlo.
El segundo libro que se convirtió en un libro "de culto" fue "La Insoportable Levedad del Ser", del escritor checo Milan Kundera. Mis amigas las existencialistas -que ahora equivale a ser emo- lo leían y se la pasaban con los ojos rojos, inyectados de tanto llorar por la historia. "La insoportable Levedad del Ser" las acercaba, decían, a la parte real del ser humano. "Te cambia la vida" era lo menos que decían esas mujeres que no superaban los 18 años. ¿Cambiar la vida a los 18 años? ¿No es algo pretencioso decir eso a los 18 años? Pero bueno, éramos jóvenes que estábamos buscando hacer menos real la existencia de un país que se convulsionaba, con fuertes retortijones, a una evolución.
¿Y ahora? Actualmente ya no hay "Libros Malditos". El mercado se ha abierto tanto que ya no es necesario asustarse por "Los Versos Satánicos", de Salman Rushdie. El Marqué de Sade es, a éstas alturas, un libro que hasta la Secretaría de Educación Pública de México contemplaría como material de apoyo.
Ya todo es diferente: las personas prohíben libros echando mano de sus creencias y temores. Ya no es necesaria una gran institución, como la Inquisición o la Iglesia, para prohibir títulos.
Se extrañan, a que no, esos malditos libros malditos.

 

Imagen: Portada de libro "Un Hilito de Sangre", de Eusebio Ruvalcaba, de la edición de los 90.